header-photo

Playa y Código

Anglogalician Cup



La metáfora definitiva sobre la crisis de los cuarenta, para mí, está consignada en esa película prodigiosa e infravalorada que es Pat Garret & Billy the Kid, de Sam Peckinpah. Si no la entiendes sólo tienes que esperar. Un día cualquiera, mientras aún mascullas para ti mismo que todo va bien, comprenderás de pronto que te has convertido al tiempo en los dos personajes principales (que como todo el mundo sabe son sólo uno). Verás entonces, en un instante congelado, que las fugas hacia delante llevan al desastre, cuando no al ridículo, y que las retiradas estratégicas no conducen ya más que a la infamia. En todo caso, el tema será la huida. No el de la película, el de la vida. Siempre lo es: el plan de fuga, su casi inevitable fracaso, la quimera de su éxito posible, el amargor del no intento. Siempre lo fue: simplemente, después de los cuarenta engañarse al respecto es ya imposible.

Y aunque tal tema ha punteado de modo endémico la historia del arte desde el romanticismo, ha sido el Rock&Roll, es decir, el pop en su expresión definitiva, inflamable, aparentemente perecedera y adolescente, la manifestación artística que más ha hablado de tal fuga. Porque el pop rechaza y corre. El pop cree y seguirá creyendo para siempre que la fuga es posible, y por ello gran parte de su danza terrible culmina en símbolos que la representan. O empieza en ellos.

Así, los infectados por ese virus anglófilo y patético, por ese residuo del romanticismo feroz que es el pop en su versión más instintiva y gutural, tenemos también más posibilidades de seguir intentando escapar a edades tardías, a trompicones. O de sufrir, agudizada, la nostalgia de las vidas posibles que malogramos en el trayecto. Educados en el paradigma de la huida como triunfo, como posibilidad efectiva, hijos pródigos vocacionales sin vuelta atrás, la repetición en la que acaba encallada la existencia común se nos hace a menudo intolerable. Lo digo con frialdad, porque es un hecho frío: frio como un niño miope que atraviesa una invisible puerta de cristal.

Pienso en ello esta tarde desapacible, mientras observo una vez más esas dos fotos de Iggy que me fascinan, con una punzada de envidia que aún recuerda al deseo. Y pienso que no en vano Iggy se apellida, por decisión propia, POP. Nada es gratuito en el mundo de los sueños.



La primera imagen es el símbolo cerrado y total de ese deseo de fuga en positivo del que hablamos: la iguana veinteañera surfea sobre la crew, empapada en mantequilla de cacahuete, a torso desnudo, con guantes plateados de un futuro de mercadillo, refinando para siempre una versión postnuclear del Moises que abre el mar rojo para una legión de runaways; de Cristo que señala hacia un mundo nuevo mientras el sueño de la contracultura se cae, en torno, a trozos y es dinamitado para siempre.

Ese guía sexualmente ambiguo e hiperpotente que camina sobre una ola humana hacia la orilla es esencialmente una imagen polisémica; una redefinición –una fijación más, especialmente precisa- de la liberadora pesadilla dionisíaca. En ella confluyen ríos mitológicos gemelos, tradiciones inmemoriales pero reconocibles: nada ha de envidiar a los Dioses, que como él son arquetipos ajustados de un sueño primigenio y no dominable por la razón.

Como imagen arcana de sí mismo, Iggy ha viajado desde el trailer park hacia la inmolación ritual que implica el éxito, pero al tiempo dista mucho del icono nihilista que algunos han querido ver en él: es en realidad un hippy de libro con corazón de bomba atómica, una versión actualizada de un arquetipo colectivo y pseudoconsciente, el príncipe renovador y al tiempo aniquilador. Es una versión, eso sí, contagiada por ese optimismo natural, cerril, definitivo, que se da en los americanos a menudo porque es la paradójica esencia de su cultura. Quiere otro mundo y lo quiere ahora y está convencido de que queda a un pico de distancia, allí. Aquí. En la playa, en la última frontera de la que acababa de volver con el oceánico y ácido Funhouse bajo el brazo.




La segunda imagen es menos evidente, pero más importante para mí. Está tomada por una novia, Esther Friedman, y retrata a un Iggy distinto, pese a que ni siquiera ha transcurrido una década. Al borde de un mar egipcio, la iguana mira de reojo desde una silla, mientras un barco de vela latina, antiguo como el mundo, cruza el plano. Encuentro mejor, en ella, al deseo de mí mismo, quizá porque junto al abandono contiene también algo consciente y reflexivo. Está ahí gran parte de lo que hubiese querido ser y no sé si he sido. Está también uno de los finales de ese viaje que Iggy afirmaba posible y al que apuntaba, cuando levitaba en una ola de carne sudorosa: un hombre solo frente al mar, el extraño triunfo de haber sobrevivido, el olvido, los lugares perdidos donde uno no es nadie ni lo necesita, la sonrisa apuntada sobre la cicatriz, los sueños vagos. El hombre que ha conseguido huir y que acarrea las cojeras que lo guiaron hasta esa estancia, a medio camino de la vida. ¿Era esto el éxito? Si se lo considera como via crucis, muy probablemente sí.

A mí me faltó empuje para ser todas esas cosas, o alguna de ellas, y sin embargo a mi modo, como todos, he acabado siendo la segunda: el hombre solo frente al mar al que una novia fugaz roba una foto. Pero me falta el mar. Miro en torno: diez mil confiterías en el ágora del patio de vecinas. Una ciudad que sestea harta de empanada, un escritorio sepultado en libros que vampirizo tratando de escribir yo mismo un libro. Ese es mi mar, parece. Desde su orilla multiplico el error de la creación, pese a que lo que la vida demanda, lo sé, es el cero, el alegre zen de la carne abandonada, las playas desiertas de un futuro donde explicarse sea ya innecesario.



Polisemia intravenosa

El pop puede ser ocasionalmente narración, sin morir, pero es esencialmente código, especialmente en su vertiente menos narrativa (en canciones como, digamos “Penetration”, por citar una de The Stooges, paradigmática). Sus escenas son arquetípicas e intercambiables, aluden a la rebeldía primigenia y son consignadas mediante fórmulas largamente gestadas, por mucho que se quieran nuevas. Son un rayo que viene de muy lejos, aunque no dejan de ser un rayo que te derriba.

El pop es, sí, un tipo complejo de código fuente intrahistórico que atraviesa y sintetiza mitologías y lo hace a través de la imagen, del slogan y, sobre todo, de la canción. En otros sitios he hablado ya de mi fascinación por ese elemento, la canción, que arranca siendo casi un grito unicelular y milenios después permanece en todo su esplendor, compitiendo con el libro como tecnología punta humana definitiva. A menudo he argumentado que sólo una eficacia extrema ha permitido esa lozanía antinatural, esa permanencia. Y es su condición de código la que lleva a tal eficacia. El pop permite comprimir líneas de idea humana de siglos de recorrido en píldoras de tres minutos sin que la esencia se degrade en el proceso. Es una transmigración ejecutada por niños en sótanos desolados y representada por instinto. Es una alquimia tecnológica, una nanotecnología a grito pelado, también. Ese código al tiempo crea las canciones y viaja en ellas. Las canciones, en efecto, pueden parecer extraordinariamente simples para unos y ser percibidas como terriblemente complejas por otros, pero ni la ceguera de los primeros ni la excesiva reflexión de los segundos les impedirá experimentarlas como una explosión, un rayo, una ceguera: es decir, como la sobredosis de iluminación que provoca una inyección masiva de código.

No se trata, pues, de un método de aprendizaje, sino de un modo de conocimiento inmediato no lógico. Sabemos, sin necesidad de explicárnoslo, que en un gruñido y un giro de cadera de Iggy hay más información sobre la sexualidad de la que jamás te transmitirá el padre más comprometido con la causa. Notamos, sin intermediarios, que en el ritmo que abre “Waiting for the Man”, antes aún de que irrumpa la voz, hay más información sobre la droga de la que jamás te transmitirá una historia universal de la mandanga. Reconocemos sin lugar a duda que en cualquier buena canción de carretera está todo lo que el guerrero joven debe saber cuando sale, ritualmente, de los pobres límites de su tribu para transformarse en hombre. Podría seguir eternamente poniendo ejemplos de esa evidencia común y social, de esa huella antropológica viva. El pop permite saber, con los desastres que eso conlleva; adquirir sabiduría eterna en un mundo que se esfuerza en olvidarla y en borrarla para siempre. Y saber ahora, y saber ya. De ahí el regusto a éxtasis. Siendo así, se constituye también en uno de los elementos más acabados de lucha contra la muerte que conozco. O al menos contra el recuerdo de la muerte, que es lo mismo.


Cuando fichó por los Stags


Frente al espasmódico baile de la polisemia, claro, puede ponerse ejemplos casi opuestos, o al menos mixtos, que no dejan de ser pop. Cale y Reed, por ejemplo -desde la Velvet Underground hasta, por ejemplo, ese disco clave que es Songs for Drella, donde rinden homenaje a su mentor Andy Warhol- pretenden defragmentar el código al tiempo que lo acuñan, pero sólo lo consiguen en lo musical. En lo lírico retornan a una narrativa mucho más llana y tradicional. Una narrativa espléndida sin duda, pero que pretende ser más refinada que el aullido y sólo consigue ser hasta cierto punto más cínica. El código, hay que recordarlo, está consignado más en cómo se dice algo que en aquello que se dice, porque aquello que se dice no varía a través de las épocas. Es normal, en todo caso, que Reed y Cale homenajeen a Warhol, que es un teórico muy lúcido del capitalismo salvaje, y el hecho confirma que ambos pertenecen a una dinastía distinta a la de Iggy. Por mucho que coincidencias no falten, por mucho que a menudo parezcan descender por el mismo stream de vicio frío, Iggy será siempre un Pan, un dios primigenio y priápico, un Dionisos que cree en la existencia real de la playa final de la victoria. Lou, por su parte, no cree en nada, y acabará adecuadamente encharcado en zen después de sembrar el cancionero más nihilista que se recuerda. Cale probablemente crea en sí mismo y en Dylan Thomas, por ese orden. Son (gloriosa) carnaza post Freud, un tipo al que la Iguana ni conoce ni conocerá.

La fuga está en ellos, también, claro, pero de un modo más pensado y racional, que casi podría encabezar un ensayo, como cuando Lou canta en “Small Town”:

There’s only one good thing about a small town

There’s only one good use for a small town

There’s only one good thing about a small town

You know that you want to get out

When you’re growing up in a small town

You know you’ll grow down in a small town

There’s only one good use for a small town

You hate it – And you’ll know you have to leave.



ENSAYO Y LOCURA

Si el pop es encriptado, síntesis, transmisión histórico-mitológica, dique contra la muerte, liberación, lucha contra la locura a través de un chip consignado en un espasmo, existe su opuesto casi exacto: el ensayo literario. El ensayo, pura labor de desencriptado y explicación de lo inefable: no hay nada más irracional bajo el sol. Su aura de legalidad, razón y sistemática es un chiste sardónico.

De todos los géneros literarios, en efecto, el ensayo es el más peligroso para quien lo manipula. Quien lo recibe, en los casos mejores, apreciará en él una aclaración de la vida, un esquema lúcido que ilumina senderos antes oscuros y hace más claro el camino de ida (hacia la playa) y de vuelta (de la playa). Una ficción, en fin, que hace que la vida, por un instante, parezca tener algo de cartesiano. El que lo escribe, sin embargo, trabaja por extracción. Toda la claridad que dona le es extirpada. Todo el orden que consigue o inventa para los demás se convierte en desorden para él, se le cobra en salud mental. Los desafíos a la esencia natural no pasan sin precio. Y el desorden, ya se sabe, tiene formas diversas: la lucidez es una de ellas. La lucidez organizada es el hueco que queda después del desafío, una gran sala diáfana perfectamente vacía de ser.

Asi, el pop es en gran parte síntesis que evita la locura, un modo eficaz de trabajar con lo inefable, mientras el ensayo es un intento de explicación que se acerca peligrosamente a esa locura. Hace tiempo que comprendí, y eso me sorprendió al principio, que aquello del caballero que enloquecía por leer demasiados libros de caballerías no tenía nada de chanza. El ensayo es, a menudo, una puesta en limpio de ese progreso hacia la disolución mental, aunque rara vez pueda percibirlo el lector. “(…) y comprendiendo, comprendiendo, iré a parar al manicomio”, dejó escrito Stephen King. Él se cuidó bien de mantener en sus libros el misterio intacto, de no intentar un destripamiento que al final termina por ser siempre el propio.

“En algún momento de mi vida llegué a la conclusión”, escribí hace poco, en esa línea, “de que el misterio no se debía desentrañar, porque eso lo desactivaba; la conclusión de que el misterio era efectivo sólo como tal y de que solucionado se disolvía, cesaba su efecto (por lo general benéfico) y su desaparición nos dejaba para siempre una sensación indefinible de orfandad. Más adelante he llegado a una conclusión distinta, que anula la anterior o la convierte en mero paso intermedio: no es que el misterio no se deba desentrañar, es que NO SE PUEDE: cualquier supuesta caída del velo es sólo una puerta a un misterio mayor. El hombre sensible pronto deja, pues, esa sensación de orfandad para abrazar el campo superior y más incognoscible en el que aquel misterio supuestamente rematado se contenía. Es vivir EN el misterio (como hacen de modo permanente los animales, o eso espero) lo que nos aporta algún tipo de plenitud. La ilusión de resolverlo es apenas una degradación burguesa que juzga que la forma es la esencia; la estúpida confusión de la luz con un crucigrama. Es por eso también (aunque esto son simples y miserables daños colaterales) que determinados fingimientos de misterio creados por nosotros -digamos, por ejemplo la religión o la realeza de sangre (que en el caso de los cristianos son lo mismo)- pierden por completo su efecto y su poder cuando tratamos de racionalizarlos y explicarlos a lo que torpemente consideramos ‘el hombre común’ (¿hay alguno no común?); cuando intentamos adaptarlos a nuestra época de supuesta racionalidad, despojándolos de su esencia no explicable, pero sí vivible. Digo ‘fingimientos’ porque efectivamente hay, al menos dos tipos de misterios. Uno, el preexistente, otro el creado artesanalmente -aunque sea creado con guijarros y ramitas procedentes de lo desconocido-. Quizá sea, paradójicamente, este segundo, esta recreación infantil y cruenta, la que más interés tenga para el que se comienza a preguntarse al respecto”.

Ignorando esta evidencia, que apunta al pop y a la vida esencial, el ensayista prosigue su autodestripamiento sin hacer caso a nadie. Al principio la cosa parece simplemente tediosa. Lectura, saturación, acumulación de referencias, síndrome de rata de biblioteca. En algún momento posterior, en cambio, deviene extrañamente mágica, en esa fase que yo he llamado “todos los libros el libro” en la cual cualquier cosa que uno lea remite al trabajo que se intenta; cualquier imagen que uno vea ofrece una conexión profunda y misteriosa con el tema y casi cualquier movimiento de la vida misma está hilado con la obra.

Es sin embargo la fase intermedia entre ambas la más peligrosa: una temporada de disgregación mental en la que las ideas brotan como quistes líquidos, demasiadas para reconducirlas, y descienden como lava fría, separándose en lugar de unirse. Ese enramado que crece hace que uno mismo de desintegre, lentamente, amenazado por el mundo del arquetipo y el sueño. En esa fase no sólo fluyen las ideas, las conexiones más o menos refinadas que prevén la fase tercera: es también la temporada alucinatoria. Yo, por ejemplo, tengo últimamente una visión recurrente, durante la vigilia: veo a un tucán gigante con hermosísimos ojos de vaca que parpadea lentamente, una y otra vez, plantado frente a mí en una eterna planicie amarillenta. ¿Significa algo? Con total seguridad sí, pero el Tucán de la planicie no puede ser tratado con la lógica del ensayo. Sólo puede ser tratado con la ilógica del pop. Es un elemento de pop mitológico/onírico/irracional que brota en medio del pensamiento organizado, como si la vida misma se rebelase ante un intento de clasificación que va contra ella y su esencia. Algo de pastor hay que tener para evitar la dispersión de ese rebaño que es uno mismo. Para no entregarse al tucán.



Remedios caseros

De las pocas cosas buenas que he encontrado, en todo caso, en esta crisis al modo Peckinpah, en esta comparativa entre exabrupto pop y ensayo de combate como hermanos enfrentados que es metáfora de la propia vida, una es la comprobación de que un veneno puede rebajarse con otro, obteniendo un equilibrio precario pero cierto.

“¿por qué cantamos?”. A la espera de soluciones a esa pregunta que me ronda a diario, me he dedicado yo mismo al canto, en ratos libres, y he redescubierto su esencia curativa. También he descubierto que después de décadas de esclavismo pop, uno obedece de modo inconsciente a impulsos contrapuestos y a dinastías diversas. Escribí, por ejemplo, una canción que se llamaba “New town”, y que, revisada, no deja de ser un intento de acercarse al citado “Small Town” de Songs for Drella. Mutada, si se quiere; inferior, si se quiere, pero idénticamente narrativa y no simbólica. Conectada también con un viejo poema mío que garabateé, acaso previendo esta cruenta masacre de la mediana edad:



A la que te descuidas un par de décadas

el pueblo pequeño te ha heredado

y ha obrado en ti todas las

reformas necesarias

para que no salgas ni regreses jamás.

Nunca otra vida.

Ha tirado los muros de carga.

Y ha visto caer todo menos la fachada.

Y el interior se ha cubierto de gato sobre

la viga podrida, las latas,

la zarza, los bricks,

el correo bancario, el óxido de orina

y la perplejidad de un sueño a

letra diez, con mucho grano.

Los niños que miraban por la reja

se han ido volviendo viejos fracasados

y bailan en nebulosa marcial y somnolienta

como una vía perezosa de leche desnatada.

“Nunca otra vida”, se dicen.

“¿Para qué la querría?”, se contestan.

Y detestan la palabra sin entender la idea,

palpando, con las encías apenas, algo luminoso

embarrancado allí en recuerdo de todas las galaxias

prometidas.

Sin rastro, sin señal, ajeno,

ni más indicación que un aliento al fondo con

voz nadando en sombra,

así irás,

dorado y ya de polvo, quieto

como un patio de agosto contempla

una palabra.

Nunca otra vida,

susurran entre sí las fuentes y el

agua que se bebe.

Nunca otra vida, dicen los camareros

agradeciendo la propina que hoy has

vuelto a dar, honradamente.

A la que te descuidas unos veinte años todo

ha cambiado y sigue igual

y eres tu pobre padre

para solaz de las funcionarias que inventaron el sarcasmo

y para placer de los poetas futuristas del rebaño

y para alborozo de todos los amantes iletrados

y todas las matronas ahorradoras y fóbicas

y todos los fabricantes de zapatos.

Según su sencilla palabra se ha hecho en ti,

e igual que las termitas en palacio

el pueblo pequeño ha sido

(cruel, indiferente y)

soberano.



Escribí otra canción, en cambio, que era casi su opuesto heroico. Me la inspiró mi amigo R., que, barrial e intoxicado como era, no difería tanto de Aquiles o de la Iguana. Uno de esos héroes del Rock&Roll preconsciente que todos hemos encontrado y querido. La última vez que lo vi me contó que había tenido un hijo, y sospecho que ya no se dedica a saltar por los tejados de Madrid, pero yo lo conservo en ese ámbar de distorsión, reinando sobre la barra de tugurios cuyo nombre perdí.

E igual que esta, tengo otra que se llama, premonitoriamente, “I Wanna go to the Beach”. Es una canción curiosa, situada al final de un disco, aparentemente menor. Dudo que nadie le haga mucho caso, y sin embargo en ella vive (independientemente de mi voluntad) esa fuga nuclear que nos aqueja. Ese mar como límite del deseo y reintegración.

Iggy no es por supuesto, un elemento aislado. Al contrario, su arquetipo es habitualísimo, aunque no siempre tan bien definido. Pertenece a una línea dionisíaca/chamánica que inmediatamente antes había dado a Jim Morrison y no mucho después nos dio a gente como David Yow (The Jesus Lizard) o Perry Farrel (Jane’s Addiction). Príncipes depravados e idealistas. Mefistofélicos de américa, limpios y suicidas. Rimbauds y Baudelaires simplificados para comprensión de la chusma necesaria. Magos estúpidos de puro sagrado. Hábiles, sin embargo para no aceptar nunca del todo la corona -para seguir en eso más a Dylan que a Jimbo-, porque nada causa más horror a un príncipe que la posibilidad tangible de ser rey. Los reyes son sacrificados: los príncipes, es sabido, viven para siempre.

Cuando jugaba con los Porcos Bravos


Mitológicamente, Farrel, en concreto, es casi la consecuencia natural del Iggy que apunta a la playa, igual que Iggy es la de Morrison. Como ellos, Perry ejemplifica con nitidez desenfocada un hecho irrebatible: nuestra huida es siempre hacia el mar, real o metafórico. Quizá por una nostalgia del primigenio caldo mitocondrial, quizá porque el último sueño pionero con territorio propio, el americano, el que creo el Rock&Roll, termina precisamente ahí, se estrella contra las olas en el Venice Beach de los heroinómanos. Quizá porque el mar es el símbolo total, vida y muerte, y como decía una amiga “frente al mar no hay nada que decir” (quizá si algo que canturrear, quizá sí algo que bailar). Sueño amniótico, limes contracultural, comunión última con el principio natural, madre magmática… Farrel lo abraza con la risa del loco sagrado y el baile del chamán adolescente, del niño terrible, usando esa voz que un crítico definió una vez a la perfección como de “ángel al borde del estupro”.

Se le podría acusar, sin duda, de usar sin sonrojo la descerebrada naturalidad atlética del surfero: mística barata, drogas blandas y una ficción de libertad tolerada y facilona. Un código simple. De nuevo, hay que rascar un poco para entender que los príncipes no crean mensajes nuevos, sino que portan mensajes antiquísimos y los enuncian con la vivacidad de aquel primer día, cuando el mundo era nuevo. Emiten código, SON, ellos mismos, código. La complejidad intelectual es, desde ese punto, perfectamente prescindible. También inevitable.

Como en mi modesta aportación, en ese “I Wanna go to the Beach” donde sí estoy (uno no está siempre en sus canciones), el código del que hablamos ha sido emitido a menudo desde una playa o desde su deseo. La playa es el triunfo y el fracaso del pop, desde las melodías hiladas de los putos Beach Boys hasta el sagrado “Beaches and Canyons” de Black Dice, donde un viento de átomos barre la playa vacía y definitiva del futuro bajo aullidos de pixel.

Veo a Iggy, hoy, que ya es otro distinto al de las dos fotos y que se ha hecho casi playa en sí mismo: una playa hortera y despreocupada de viejo socarrón y rijoso en bañador, que se carcajea de su propio mundo, del tuyo y de todos los demás, mientras prepara una barbacoa. Pero sigo viendo también otras imágenes de un triunfo tentativo que pasa por el retiro y el olvido. Dylan pescando un pez en la borda del Water Pearl bajo un viento caribe. Shane descalzo en Pataya Beach, desdentado pirata opiómano de fin de semana. Neil Young mirando al agua eterna en ese disco sagrado que es On the Beach. Nikki Sudden subiéndose a los barcos embarrancados en una playa de O Grove, hace un eón. Diez millones de generaciones chocando, enloquecidas y estáticas, contra la línea de costa.

Esas imágenes se suceden en mi retina y en mi oído como un ruido de fondo, una estática, un mar, un deseo. Un deseo de liberación a través de la nada. Tomen pues estas reflexiones deshilachadas como eso, meros apuntes al hilo de un ronroneo lejano, de un oleaje perpetuo que nos llama. Preguntas que no hace falta, acaso, responder, más que con la vida. Hay quien quiere estar aquí para siempre, ser un cyborg eterno, y esa gente tendrá también sus canciones, acaso más maquinales y precisas. Yo, Iggy, Farrel, Morrison y compañía nos conformamos, por ahora, con ser las canciones en lugar de tenerlas. Canturreo, ruido difuso del alma, invocación.

“Investigamos a través de ecos”, escribí también, el otro día. “Es así siempre como empezamos a investigar. Y eso es todo lo que tendremos, al final”.

Ecos son las canciones, ciertamente.

Y eco es el resol de la playa que espera, al otro lado de esta página.

336 comentarios:

«A máis antiga   ‹Máis antiga   1 – 200 de 336   Máis recente ›   A máis nova»
  1. Willy S. dixo...
  2. Lectura obrigatoria nesta semana santa que, como todas as anteriores, comeza e remata coas mitoloxías catolico-españolicistas impregnando todo do seu tufo noxento a costalero alcoholizado, a mantón rancio, a cera quente nas rúas, a lexionario caprino cantando himnos mohosos nas madrugadas do sur e a naftalina e fungos e capuchóns e peinetas por doquier. Benaventurado sexa Iggy Pop.

  3. Mañana, todos dixo...
  4. Humano por tu mano en el pantano,

    olvido de lo eterno, que perdido

    ángel caí del cielo hasta la guerra,

    ángel de maldición por tus cabellos.

  5. Mr Polla dixo...
  6. una primavera vio una ardilla roja roer la corteza de un arce y sorber el jugo-y jura que repitió la observación muchas veces.

  7. Comiendo coños de 8 a tres dixo...
  8. Notamos, sin intermediarios, que en el ritmo que abre “Waiting for the Main”, antes aún de que irrumpa la voz, hay más información sobre la droga de la que jamás te transmitirá una historia universal del chorromoco

  9. Al Oeste Del Ocaso dixo...
  10. Todos tendemos a ahogarnos en el oeste de nuestros sueños

  11. O Derradeiro Xabarín Ceibe dixo...
  12. Perry Farrell, nado como Peretz Bernstein o 29 de marzo de 1959, é o líder da banda de rock alternativo estadounidense Jane's Addiction. Farrell creou o festival itinerante Lollapalooza como xira de despedida de Jane's Addiction en 1991; dende entón evolucionou cara un festival anual. Farrell continua traballando no Lollapalooza cos seus asociados William Morris Agency e C3. Farrell liderou tamén os grups de rock alternativo Porno For Pyros e Satellite Party.

    Farrell é a única persoa que tocou nas doce edicións do Coachella, tendo aparecido baixo cinco nomes diferentes (Perry Farrell, Jane's Addiction, DJ Peretz, Satellite Party e con Hybrid). DJ Peretz e The Chemical Brothers son os únicos artistas que tocaron no festival máis de catro veces. O Main, nunca tocou

  13. Juglar iracundo dixo...
  14. Y sus labios devuelven a la brisa el beso que los labios del viento le soplan.

  15. Y la soldadesca saqueó el serrallo dixo...
  16. Gloria al Main en las bajuras

  17. una consideración sobre el trampas dixo...
  18. Si se echa un vistazo a las estadísticas y a los números, que el Real Madrid marque desde el punto de penalti es algo bastante usual en los últimos 10 años. Con los dos goles anotados ante Las Palmas desde los 11 metros, la marca de goles del Real Madrid de pena máxima en la última década se ha elevado hasta los 77 tantos, un registro que le provoca liderar la clasificación de los equipos de las cincos grandes Ligas europeas (España, Italia, Alemania, Francia e Inglaterra) que más dianas ha hecho de esta forma.

    Asimismo, el Madrid, de las 86 ligas y media disputadas hasta ahora, el equipo con más penas máximas a favor (517) y con mejor balance (+239)

  19. El Pollas dixo...
  20. Uno de las mayores enseñanzas que nos ha dado Iggy Pop es que todo nos importe un culo. Su legado es salir y gritar, escupir y pararse frente al mundo sin miedo. Es no pedir ni perdón, ni permiso, es la libertad pura e irreverente. Su pecho cortado, lleno de sangre y mantequilla de maní, sus contorciones sobre el escenario, sus zambullidas​ en el público y sobre todo su música, lo han hecho un ser inmortal e intocable, amo y señor de su escenario y su público.


    La Iguana es un hombre en de excesos. Cuando metía vicio lo hacía con todo el voltaje del mundo. Cuando lo dejó no volvió a tocarlo. Entre sus legendarias presentaciones hay decenas de anécdotas descabelladas que demuestran el límite con el que vive su vida. Como cuando una vez se peleó con una pandilla de motociclistas en un concierto de The Stooges y el bonche quedó grabado en un disco. O la vez que inhaló por error polvo de ángel y casi se muere en la tarima. O la vez que se tomó una botella de Valium con los perros de una de sus novias. O la vez que se cayó sobre unos vidrios, se abrió una herida seria, pero siguió cantando y lanzándole sangre al público hasta de Alice Cooper tuvo que llevarlo a la sala de emergencia.

    El pene de Iggy Pop es legendario y ha salido a saludar más de una vez. La primera fue en 1968 en un lugar llamado Romeo, Michigan. La más reciente fue hace poco cuando se empelotó para que 21 artistas lo dibujaran. Gracias a este exhibicionismo, Iggy no solo es reconocido en el mundo por su carrera y todo su ser, sino por el prominente tamaño de su boa. O sea en serio, el man no tiene nada que envidiarle nada a Mandingo.

    Una de las tantas apariciones del pito de Iggy que más se recuerda, fue registrada en 1991durante un concierto en París. En medio de "I Wanna Be Your Dog", el hombre se dejó llevar y sin reparos se bajó los pantalones frente al eufórico público. Pero no solo lo mostró, sino que lo meneo por todo el escenario y así se quedó por un buen tiempo.


    Iggy es un grande en todos los sentidos.

  21. Robert Lee Stevenson dixo...
  22. y allí nos fuimos, porque el capataz estaba dormido y los perros se entretenían en descarnar el cádaver de un negro.

  23. Fue un show vivo, amparado por la música de Suicide, Velvet Underground o Iggy Pop dixo...
  24. Demasiado larga.
    No publiquen nada más hasta Julio
    Gracias por nada

  25. Esopo Peye dixo...
  26. ...la mitad de los problemas de la vida surgen cuando fingimos que no existen y creemos nuestras fábulas

  27. Sons of beach dixo...
  28. Si supiéramos dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos, juzgaríamos mejor qué hacer y cómo hacerlo.

  29. Centinela dixo...
  30. El 1 de Abril de 2013, hoy ya hace 5 años, estrenamos, como si de un tóxico poisson d'avril se tratase, nuestro blog anglogalicioso en formato wordpress.
    Pronto fue conocido como el blog podzemne, un miembro de culto en nuestro Enorme Aparato Mediático que sin saber muy bien el cómo o el por qué, ya va por las 35 entradas, los 1.200 comentarios y las 400.000 visitas.
    Un lustro de tormentosa existencia merece esta nota a pie de tumba.
    Que cumpla muchos más y que los disfrutemos desde las trincheras.

  31. Investido con bata de casa de camocán jaspeado dixo...
  32. Long Swan John Sudden escribe tan largo como su nick y sueña con ser Rusty James y llegar al mar

  33. La pelle dixo...
  34. Una chica virgen prostituída por su propio padre, y que es penetrada manualmente, mafiosos que fabrican jabón con carne humana, una coronel del ejército violada por un grupo de marines, una erupción volcánica, ¡un parto masculino!.... una entrada inacabable

  35. Capitán Grosella dixo...
  36. Extiendas sus pantalones y sus entradas para que parezcan tan anchas como sea posible, ustedes gordos y anchos, y exhíbanse tan ferozmente como puedan

  37. Cosaco Dipsómano dixo...
  38. No me reía tanto desde mis tiempos en Voennyi sbornik

  39. Barton Tare dixo...
  40. Es como si no hubiera pasado nada, como si nada fuera real en mi vida.

  41. Charcutero Desaliñado dixo...
  42. Si la troceamos en 4 longanizas ya tenemos blog hasta 2019

  43. Capitán Grosella dixo...
  44. c'est la cassis qui fait le sanglier

  45. Dr. T. Lawrence Shannon dixo...
  46. The Night of the Iguana is coming

  47. Chatarrero de Sangre, Cerveza e Irascibilidad dixo...
  48. Pero no soy un monstruo, ¡NO LO SOY! ¡So cabrón!

  49. This fucking RULES.... dixo...
  50. No importaba quién la hubiera liberado, la iguana se había ido, había vuelto a sus matorrales nativos, reptando y ¡oh, con cuánta gratitud estaría respirando ahora! Y ella también estaba agradecida, pues de una manera igualmente misteriosa el lazo asfixiante de su soledad también había sido cortado por lo que le acababa de ocurrir esta noche en esta cuesta yerma sobre las aguas gemidoras

  51. ridley scott es un replicante dixo...
  52. Esperaré a la versión extendida del director...

  53. Yo también añoro los tiempos en que el humor podía ser bestia y desconsiderado. Odio eterno a lo políticamente correcto. dixo...
  54. espero a la película

  55. Kfratwerk dixo...
  56. ansioso de ser reintroducido entre la raza humana

  57. Eurídice Blasco dixo...
  58. I want to fuck her on the floor
    Among my books of ancient lore
    So I will make a full report
    I got a Nazi girlfriend

    It's not the four inch heels she wears
    It's not her baby-fine blond hair
    It's more the desert in her stare
    I got a Nazi girlfriend

    She's not the colt
    That she once was
    She's elegant
    But youth is lost
    Still she has ways to make me talk
    I love you Nazi girl

    Her French is perfect
    So's her butt
    She wears two crosses
    Tangled up
    She's independent
    She's not dumb
    Tough little Nazi girl

    So now I've fucked her on the floor
    Among my books of ancient lore
    And I have made a full report
    About a Nazi girl

  59. La calle del gato dixo...
  60. Iggy le daba por culo a Mick que a su vez le daba por culo a David.
    En el mar de Berlín no falta el cabaret Dschungel de la calle Nuremberg, el supermercado KaDeWe, tan cerca de su casa en Schöneberg, el puente Bösebrücke... todos los recuerdos están en el hermoso tema 'Where are we now'" .
    Lejos del mar

  61. Mejor reinar que usar bragas princesa dixo...
  62. Claro, en ese imaginario, queda como el incomprendido supremo, el príncipe idiota. Todo ello no tardará en hacerse realidad en otra edición de la Anglogalician

  63. Cañoneando el anticipo de vuestra Devastación dixo...
  64. Cocaína, leche con vitaminas y pimienta negra

  65. Rabudo Fervenza dixo...
  66. "Do you want to see blood?" Iggy asked the crowd, which howled affirmatively back at him. Then, at Iggy's urging, guitarist Ron Asheton, wearing a Nazi outfit, whipped Iggy repeatedly. Iggy began hurling racial epithets at a black spectator, hoping to goad the man into stabbing him with the steak knife he'd brought onstage. No luck, so he closed the set by carving an X into his chest himself.

  67. Nihil Moriarty dixo...
  68. Yo siempre las leo como unas sátiras melancólicas que a veces se acercan a la elegía y a veces a la carcajada.

  69. Segismundo Malatesta dixo...
  70. A poco que pensemos veremos que el hábito de la franqueza, desenvoltura, etc., que tanto se recomienda en la sociedad, que es indispensable en el manejo de toda clase de asuntos, y que constituye una gran parte de la habilidad de los individuos en dicho manejo, no es más que el hábito de no reflexionar

  71. Tan loco como la bruma y la nieve dixo...
  72. Llegar a ese mar
    y
    No hacer pie en uno mismo.

  73. Fiódor Underwood Crisóstomo Kincaid (FUCK) dixo...
  74. Nadie ha pasado por aquí, y, sin embargo, todo está pisoteado. Es la idea del pecado original de este blog

  75. A 4 patas dixo...
  76. No has pisado el linde prescrito por la ley, no has exasperado los ánimos, no has atizado el incendio, no has contribuido a que se vertiera una gota de sangre ni a que se derramara una sola lágrima
    Conclusión:
    Has llevado una vida de mierda

  77. Guadañas and Calabazas quema rastrojos en las Marcas rubras y ocres del Arcaísmo Yerto dixo...
  78. un chiste sardónico, ¿es un chiste que sólo entienden en Cerdeña?

  79. Sláine dixo...
  80. "Actualmente vivimos en un paradigma donde…”
    "Los niños tienen que desarrollar competencias para la vida, no adquirir conocimientos de forma preventiva”.
    "La jerarquía no da autoridad moral"
    "Uno de los estándares que se les pide a los profesores es dominar la materia. Yo quiero que me presenten a un premio Nobel que se atreva a decirme que domina la materia".
    "Es incoherente pretender implementar reválidas en la época de las inteligencias múltiples".
    "El homelearning implica aprendizaje significativo"
    "El estudiante del siglo XXI navega entre opciones"
    "El estudiante del siglo XXI construye el significado"
    "Las escuelas matan la creatividad"
    "Los alumnos que menos memorizan sacan mejores notas"
    "El conocimiento como base de la educación es fundamental, pero tiene que ser un conocimiento con sentido social”.
    "Habrá sesiones de neurotrading para que os resulte más fácil la parte emocional y que tengáis menos dificultades para controlar vuestras emociones".
    "Vincular los avances de la neurociencia con la educación para una ciudadanía cívica. Este es el objetivo".
    "Si el niño crea lenguaje y pensamiento propio, es que ha aprendido".
    "Todo corrector es un facha"
    “Tenemos que devolver el placer a las aulas”
    "El esfuerzo solo conduce al fracaso"
    "En la pedagogía tradicional el término esfuerzo tiene un significado muy concreto: está unido al dolor, al sufrimiento, al malestar".
    "Los deberes son una de las muchas estrategias de control de la pedagogía tóxica en la vida privada de cualquier estudiante"
    "La curaduría alternativa de contenidos es un tema clave dentro de la innovación en formación del profesorado"
    "El mobiliario escolar es un dispositivo de represión"
    "La necesidad de implantar métodos de aprendizaje que empoderen al alumno para que mejore su expectativa vital en una sociedad cambiante".
    "Lo importante es empoderar al alumno"
    "En la escuela antigua el objeto de estudio eran las disciplinas, y no la realidad”.
    "El propósito competencial debe integrar las dimensiones cognitiva, emocional y ética”.
    "El alumno debe ser visto como un aprendiente autónomo".
    "Hay que replantear instrumentos de evaluación, y hacer que sea el propio alumno que se autoregule".
    "Debemos hacer permeables las paredes de la escuela para vincular aprendizaje y realidad".
    "El nuevo enfoque formativo pretende capacitar al alumnado para dar respuesta a retos globales, como el desarrollo sostenible o la violencia vinculada a la diversidad cultural".
    "Profesores, seréis felices cuando renunciéis a enseñar".
    "Reconocer la pluralidad de inteligencias"
    "Los alumnos se mueven libremente favoreciendo el proceso de aprendizaje"
    "Los libros de texto son un refrito de la realidad"
    "... una escuela con escaleras sinuosas como toboganes y cojines tirados por el suelo en plataformas elevadas chillout"

  81. Bartolomé Foulkes. Fío Galego dixo...
  82. Long Swan John Sudden
    en el cercanías
    miró por la ventanilla
    vio las olas que corrían
    hasta la orilla del mar
    y su sombra en el cristal
    que apenas se movía
    cerró el móvil
    pasaron las olas
    pasó el mar
    bajó del tren
    y quedó la vía.

  83. Lemmy Motherfucker dixo...
  84. “Lust for Life” played behind Royal Caribbean ads and the tiny Iggy Pop crush we all carried with us melted like a weeping whitehead. Fuck iggy

  85. El título no me dice nada dixo...
  86. con abisal diferencia, el peor título de las 144 entradas

  87. La sodomización de Jean Genie dixo...
  88. Sí que le pusimos un poco nervioso. Bueno, en particular mi polla.

    En lo que concierne a Iggy Pop, todo gira siempre en torno a su pene.

  89. Despistado dixo...
  90. Perdón
    ¿el blog de la Anglogalician no quedaba por aquí?

  91. Iggy mamaba pollas dixo...
  92. mamotreto.
    Del lat. tardío mammothreptus, y este del gr. μαμμόθρεπτος mammóthreptos; literalmente 'criado por su abuela', y de ahí 'gordinflón, abultado', por la creencia popular de que las abuelas crían niños gordos.

    1. m. armatoste (‖ objeto grande).

    2. m. coloq. Libro o legajo muy abultado, principalmente cuando es irregular y deforme.

    3. m. desus. Libro o cuaderno en que se apuntan las cosas que se han de tener presentes, para ordenarlas después.

  93. LSJS es el silvio rodríguez del blog dixo...
  94. Compañeros de historia,
    Tomando en cuenta lo implacable
    Que debe ser la verdad, quisiera preguntar
    Me urge tanto,
    ¿Qué debiera decir, qué fronteras debo respetar?
    Si alguien roba comida
    Y después da la vida, ¿qué hacer?
    ¿Hasta donde debemos practicar las verdades?
    ¿Hasta donde sabemos?
    Que escriban, pues, la historia, su historia
    Los hombres del playa y código

  95. Su temperamento le engañaba, fingiendo una juventud sin fin dixo...
  96. A tal punto las religiones te adoctrinan y atoran tu capacidad crítica que yo nunca comprendí con propiedad el sacramento de la eucaristía, por mucho que haya comido la hostia sagrada en centenares de ocasiones y que el cura, mientras nos la daba, nos leyera fragmentos bíblicos que no admitían ninguna duda, como “tomad y comed, porque este es mi cuerpo; tomad y bebed, porque esta es mi sangre…”. Sucede con los versículos religiosos lo mismo que con las canciones populares y pegadizas, que te sabes las letras y las has cantado en muchas ocasiones, pero nunca te paras a pensar de verdad en qué significan, hasta que de pronto, muchos años después, te detienes un momento y te dices, ¡coño! ¡Los cristianos se comen a su Dios! ¡Y se beben su sangre! ¡Yo mismo estuve durante años comiéndome transustanciada la carne de Cristo! ¡Qué asco!

  97. Frostbiter: Wrath of the Wendigo dixo...
  98. Lester Bangs is back

  99. —el Moralista versus el Nihilista— dixo...
  100. los fans más débiles pueden ser humillados por el equipo de la gira, ante la indiferencia de las estrellas.

  101. Olores a celulosas dixo...
  102. New Town y la manzana es mi himno favorito para hacer surf en el Lérez

  103. Beereater dixo...
  104. Pero sin lugar a dudas, el personaje más famoso y recordado de Guinness es el tucán. El gracioso pájaro dibujado por Gilroy apareció en 1935 bajo la idea de ‘Guinness a day’, aviso que mostraba al animal y, debajo de su pico, dos pintas llenas de Guinness. El copy, redactado por Dorothy L. Sayers decía: ‘Si él puede decir, como tu puedes, Guinness es buena para ti, cuán grandioso puede ser un tucán; sólo piensa lo que un tucán puede hacer’.

    El tucán se convirtió en uno de los personajes más populares de Guinness, más allá de las distintas campañas publicitarias, y fue considerado uno de los personajes más queridos de la publicidad británica. El tucán acompañó a Guinness hasta 1982, año en que la compañía cambió por la agencia J.W. Thompson para luego pasar a Allen Brady & Marsh.

  105. abriendo sus ojos de tucán dixo...
  106. Iggy Pop dijo en Detroit que no soportaría bajo nin­gún motivo "la insensatez de vivir más de veinticinco años", por lo tanto apretó a fondo el acelerador del carro salvaje en excesos: cinesífilis, cine-filia, drogas, música y literatura.
    Fue en los 60 del siglo pasado.
    Ahora come pollas en una playa para viejos maricones

  107. el soporífero Tucán dixo...
  108. Ya no nos asombramos de la devastación, somos sus cenizas

  109. Pitufo Blondo dixo...
  110. Combino cromatismos de la manera más estética posible. Pétalos rojos, amarillos y naranjas forman islas entre los verdes. Pero también violetas de fuego y azules escarchados. Corolas blancas, anteras de cromita ondeando como estandartes en el vértice de los pistilos, cáliz de plata libre, estambres azufre crustáceos y, en la última región (cóncava, silenciosa y secreta), los ovarios fanerógamos, flotando cerca de la cuenca entre fosforescencias azuladas, tenues, marinas.

  111. Como si fuera a meterse un pastel de zanahoria por el culo. dixo...
  112. Por la noche, en los trenes, apagan la calefacción y de madrugada hace frío

  113. veterano de Muskegon dixo...
  114. Iggy hizo pop en la I y en la II
    Se retiró en la III, atropellado por un tractor

  115. Colin Frasca Reyerta conocido como Connor O' Farrell dixo...
  116. la lucha por curarse y la naturaleza de encontrar un modo de superar los traumas

  117. Beatrice Lafoyet dixo...
  118. Pero antes de partir hizo un
    juramento. Que su alma sea maldita si cometiese perjurio.

    Dice «regreso» ella escucha «partida», dice «victoria» ella
    escucha «soledad», dice «hasta siempre» ella responde «hasta
    nunca».

    Entonces las viejas mujeres retomaron el curso de sus
    lamentaciones.
    Los perros asustados se mordieron las ancas.

  119. Nunca escucharemos a la iguana dixo...
  120. Oh-hooooo, ¿eso crees? Eso lo deciden ellos, no tú. Ellos son los que deciden quién es un porco bravo de verdad, chico

  121. el psicótico y fan de Iggy Pop y algo cormacmacarthyano Willy Wonka dixo...
  122. Por encima de todo, puro teatro del bueno

  123. Nosotros caminamos en sueños dixo...
  124. Si una historia quiere que la cuentes y no la cuentas, más te vale ponerte a cubierto, porque tarde o temprano algo va a explotar

  125. mujer desde el puerto dixo...
  126. No hay mejor metáfora de la crisis de los 40 que The Anglogalician Cup e intentar fingir que aún juegas a algo

  127. Abrenuntio Sandieces dixo...
  128. Y hubo que las estrellitas del underground devinieron en burócratas
    hastiados de jugar al golf en resorts para jubilados

  129. Me hago el sueco dixo...
  130. El catálogo de lugares comunes de LBQ? (Pekinpah, Sudden, Morrison y...) empieza a resultarnos tan familiar como el de IKEA

  131. otro comentarista niputas con síndrome de Peter Pan a cuestas dixo...
  132. el mejor LBQ se da siempre en este blog; incluso en entradas como éstas en las que pretende cribar al máximo al número de lectores le es imposible no hacerlo

  133. El del medio de los stooges dixo...
  134. Me pregunto qué pasara cuando deje de ganar dinero. Cuánto debo facturar para mantener la casa de la playa hasta que muera. ¿Y si no puedo subir las escaleras para ir al baño que tengo arriba y mear? Entonces, igual es mejor morir antes de que eso pase. Y luego me doy cuenta de que me canso más practicando sexo que subiendo escaleras. Y ahí vamos otra vez. ¿Debería follar más o menos? Mi gran objetivo es morir en casa. Cuando leo eso de alguien, le felicito. Lo que ya se me pasó es aquello de ‘antes de morir quiero…’. A la mierda. Sólo guardo fotos y cosas de mis padres. Y trato de pensar en ellos cada día de mi vida. La cosa de la que más me arrepiento es que tardé tanto en madurar y luego me concentré tanto en triunfar con mi música que no estuve con ellos cuando eran mayores tanto como hubiera debido. Y eso me jode

  135. Mi padre es un modelo de fidelidad a un código de conducta puritano y yo le respeto por ello dixo...
  136. El día que recogen la basura, te das cuenta que alguien está husmeando en la tuya, sacas la cabeza por la ventana y le dices: “¿Qué demonios está haciendo?”. Y entonces se va y tú empiezas a revisar tu propia basura. Empiezas a reevaluar la calidad de tu basura, preguntándote si habrás cometido algún terrible error, si habrás tirado algo que ahora va a ser esencial en tu vida

  137. Un Gaviero Bizarro cabalando vuestro piélago de calamidades dixo...
  138. LBQ? empieza a transitar la ruta que lleva al cementerio de las ballenas blancas.

  139. Jabacho Fodedor dixo...
  140. Me las follé a todas

    Me folle a una en un sótano,
    me folle a una en la entrada,
    me follé a una en la silla del retrete
    en el reservado de los servicios.
    Me follé a una en un callejón,
    de pie contra la pared.

    Me las follé a todas

    me follé a una en Exótica
    y me contagió el blues.
    Luego me follé a una universitaria
    no tenía ni idea.
    Me follé a una del revés,
    como a una muñeca china.

    Me las follé a todas

    Parece que cepillarme putillas
    fuese lo único que hago.
    Hey! será mejor que vigiles tu culo
    o me lo follaré también.

    Me follé a una en un tren de mercancías,
    descargando toda la noche.
    Me follé a una nena en Pittsburgh,
    los Steelers ganaron aquella noche.
    Me follé a una operadora,
    y ahora me coge las llamadas.

    Me las follé a todas.

  141. Velvet pussy dixo...
  142. Un Perry Farrell, dos Perry Farrell, tres Perry Farrell, cien Perry Farrell. Perry, el rockero punk que cambió su apellido real, Bernstein, y creó la banda más influyente del rock de los años 90: Jane´s Addiction. Perry, el alternativo que ideó el festival itinerante Lollapalooza, que le puso el sello a la cultura indie y desde donde se catapultaron bandas como Red Hot Chili Peppers, Nine Inch Nails, Pearl Jam, Living Colour, Rage Against the Machine, Green Day y Smashing Pumpkins, entre muchísimos otros. Perry, el drogón que, según cuenta la leyenda, estuvo primero en la lista de "rockeros próximos a morir", junto a Keith Richards e Iggy Pop, durante mucho tiempo. Perry, el místico, el judío, ahora va de Bono y quiere cambiar el mundo.

    No hay músico citado en esta entrada que sea digno de elogio.
    O de salir en una entrada de la anglogalician

  143. amigo de putas, locos y genios, fue el cantante delos influyentes Jane’s addiction y Porno for pyros dixo...
  144. El cartel del Lollapalooza de 2043

  145. Las palmeras no me dejan ver el mar dixo...
  146. Iggy Pop vive en Miami
    John Cale vive en Miami
    Perry Farrell vive en Miami

    ¿Miami vice?

  147. Arthur Cravan dixo...
  148. Es mejor darte un puñetazo en el estómago antes que confesarte que la redención es posible en estos tiempos oscuros

  149. Diácono Sangriento dixo...
  150. Amén a nada (y tráete ya si eso otra cervecita).

  151. misión evangélica dixo...
  152. la música invisible pero cierta de la entropía siempre la tocan otros

  153. Don Celta de Estorde dixo...
  154. Para empezar, todo es pop a esta altura. Es más, todo fue pop. Qué sé yo, si vamos a lo estrictamente literario, Fitzgerald cuando escribía cuentos sobre la era del jazz era pop, Jane Austen cuando en una novela dedica un capítulo a describir cómo era un baile estaba siendo pop… Estaban haciendo las mismas alusiones a la cultura popular del momento que hace un primate del siglo XXI. Quiero decir, todo lo que en un momento resulta pop o novedoso acaba siendo novela histórica. Lo que quiero decir es: está bien, seamos pop, no estoy en desacuerdo con ello, pero me parece que no es lo único. Me parece que es una apreciación principal y primaria, pero hay otras cosas como el sexo anal en las playas del olvido.

  155. The man in the high castle dixo...
  156. LSJS nos desolla el alma, la divide en dodecaedros regulares, los lanza sobre el tablero y nos descifra, como si estuviera leyendo runas nórdicas, nuestro futuro, pasado y presente, en ese preciso orden.
    Después se va a ver una de Peckinpah y la caga.

  157. Hay va el grifón mosquetero dixo...
  158. Beben en el Boot Room. Xa foi, xa vai. La obsesión hecha peltre, tal como entras, a la derecha. La noche no está estrellada, las cervezas son de cucurbitácea, las chicas estudian Bellas Artes. Querido Extraño trova de cortejos macabros y batallas ganadas en mares de coral.
    Zarpamos en 40 pintas.

  159. Mi único credo es mi lealtad inquebrantable al Main dixo...
  160. Si su Ira Roja ha permitido que publiquen esto, sea

  161. LBQ? Poet dixo...
  162. Os escaravellos voan a tardiña e eu teño morriña

  163. Zaštitnik Bitingkerbs dixo...
  164. ¿Es difícil convivir con la propia leyenda?

    No, no es difícil. Es necesario olvidarlo para conseguir energía, y tengo trucos y recursos para hacerlo. Es como si tienes un gato y el gato se caga. Si lo dejas en el suelo, se convierte en un problema, pero si lo metes en una caja y lo tiras por el inodoro, deja de ser un problema. Eso es lo que hago yo con mi leyenda.

  165. O Xoves Hai Cocido dixo...
  166. INGREDIENTES para 2 personas

    1 taza de trigo sarraceno
    2 puñados de perejil fresco picado
    1 puñado de menta fresca picada
    3 tomates medianos troceados
    ½ cebolla morada picada
    el zumo de ½ limón
    1 cucharada de aceite de oliva
    una pizca de sal
    1 pizca de pimienta negra
    1 puñado de pistachos machacados groseramente

    ELABORACIÓN
    Pon el trigo sarraceno a remojar en agua durante al menos 2 horas (si no tienes tiempo, puedes cocerlo durante 5 minutos).
    Vierte el trigo sarraceno remojado (o cocido) en un bol y añade el perejil, la menta, el tomate y la cebolla. Añade el zumo de limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta negra.
    Decora con los pistachos machacados y sirve.

  167. Long Swan John Sudden dixo...
  168. Nota5.- Los grandes hallazgos de Lou fueron el “says” y el retrato social a través de la conversación. El de Iggy, demostrar que un aullido sexual a tiempo tiene más carga semántica y generacional que varios libros de Foucault (Pop’s all about code/La síntesis)

  169. Almendro y trabuco dixo...
  170. Ya le gustarìa al 200% de los porcos bravos estar en la forma fìsica que tiene Iggy a los 71 años

  171. Trabuco y error existencial dixo...
  172. Home: Uno de los más grandes temas del disco. Recuerdo la sensación de sorpresa al escuchar a Iggy haciendo de nuevo el estilo que había dejado aparcado durante tanto tiempo. Colaboraron en el tema nada menos que dos miembros de Guns N’Roses: Slash, que deja su firma con algunos fantásticos solos, y Duff Mckagan. Ambos aparecieron en el videoclip, lo cual ayudaba a atraer la atención de muchos oyentes jóvenes que no estaban familiarizados con la carrera de Iggy pero que descubrieron que la Iguana, bien pasados los cuarenta, no tenía nada que envidiar en cuanto energía a las nuevas estrellas del momento.

    Butt town: Otro gran tema de hard rock directo y enérgico que ayudaba a confirmar la recuperación. Pone de manifiesto la frescura de miras que se apoderó de la industria musical en los noventa, tras la caída de la censura cristiana de la era Reagan, porque incluso en nuestros días es poco probable que una canción llamada «ciudad del culo» fuese emitida en cadenas televisivas mainstream, salvo quizá si se tratase de algún tema hip hop. Ah, la inocencia de los noventa.

    Candy: El single de mayor éxito de Brick by brick, sin embargo, no fue un rock repleto de testosterona sino una canción más bien melosa cantada a dúo con la preciosa Kate Pierson, de los B 52’s. Este tema despistó a mucha gente y era divertido contemplar la gira de presentación de este disco —Iggy era bastante menos conocido entre el público general que ahora— y hubo algunos incautos que se acercaron a sus conciertos atraídos por la difusión de «Candy», esperando escuchar más temas en la misma onda melódica. Y también, probablemente, confundidos por el «Pop» de Iggy Pop. Lógicamente no entendieron absolutamente nada cuando vieron aparecer a Iggy sobre el escenario, dando saltos como un maníaco y berreando «Raw power» o «I wanna be your dog». Algunos aún recordarán las caras de horror de quienes habían comprado la entrada equivocada. Lo dicho, la inocencia de los noventa.

    Starry night: Este álbum estaba tan inspirado que hasta las incursiones en otros géneros que habían resultado decepcionantes en los ochenta le salían bien. Tal es el caso de «Starry night», una muy bonita canción de aires tropicales que ni siquiera admite comparación, por ejemplo, con aquella sonrojante «Happy Man» del álbum Party.

  173. BOWIE, IGGY POP y LOU REED dixo...
  174. Una foto.
    Una época.
    la locura proto-infantil de Pop (Yggi) y las vacas sagradas de los 70.
    Ahora, en 2018, esa misma foto son Ricky Martín, Enrique Iglesias y Alejandro Sanz

  175. Código 88 dixo...
  176. —Y eso es precisamente lo que más me gusta asunto —dijo el gordo.
    —¿El qué?
    —¿Pues qué va a ser? Perder el tiempo en los trenes y autobuses.
    ¿De qué otra manera se me hubiera ocurrido semejante idea?

  177. Vamos a la playa dixo...
  178. Algún porcobravo en la sala me puede indicar si Sheffield tiene playa?

  179. Hud Bannon dixo...
  180. She shouldn't be picking up idiots on the beach.

  181. Poeta del Norte dixo...
  182. Estàn lloviendo casquillos de bala, como en càmara lenta y uso tu culo a mi antojo

  183. Lbq? Es el nuevo Jenofonte dixo...
  184. Si desfalleces busca el mar

  185. Bañador a cuadros dixo...
  186. LBQ LSJS olvida el flotador de patitos y se ahoga en la playa de su ego.

  187. ¿un chiste? dixo...
  188. Saben aquel de Montoro que va y le dice a CR: no me defraudes

  189. Vindicador Del Arce dixo...
  190. La gente que alterará esa soledad a veces peligrosa, tus vecinos. Ellos no son como tú (joven o no tan joven con carrera universitaria). No hay nadie aquí para hablar de Lacan o Foucault ni de teoría 'queer' (aquí hay hombres y mujeres. Punto. Bueno, quizás haya más cosas, pero se lo callan por la cuenta que les tiene). De hecho, es probable que no se haya llegado todavía a la era del rock&roll (a juzgar por las orquestas en los días de fiesta). La misa de los domingos sigue siendo, probablemente, todo un evento social. Los parroquianos dejan el tractor en marcha frente al bar cuando bajan a tomarse unos tragos. Los jóvenes escasean o no los hay (se largaron a esa ciudad de la que tú huiste, están convirtiéndose en tu antiguo yo). Mantén una relación cordial con todos esos seres y sé cortés siempre. No esperes ser nunca admitido del todo, ni que te entiendan de primeras, no sucederá porque la brecha es demasiado grande. Y recuerda: los campesinos no son el buen salvaje inocente y purísimo (aunque puedan parecerlo a veces) ni tampoco una pandilla de hijos de perra salidos de 'Perros de paja' de Samuel Peckinpah (aunque también pueda parecerlo, otras). La realidad es que, en esencia, sí son gente como tú, con una diferencia: esa gente sabe muchas cosas que tú desconoces y que son necesarias aquí. Observa y pregunta. Tú eres (de nuevo) el raro.

  191. Esa teoría de príncipes no me convence dixo...
  192. Voy a preguntar a Hamlet

  193. Segismundo, otro principe comepollas from Polonia dixo...
  194. Sueña el rey que es rey, y vive
    con este engaño mandando,
    disponiendo y gobernando;
    y este aplauso, que recibe
    prestado, en el viento escribe,
    y en cenizas le convierte
    en puto popero, ¡desdicha fuerte!
    ¿Que hay quien intente reinar,
    viendo que ha de despertar
    en el sueño de Iggy Pop?

  195. Songs for Fella (tio) dixo...
  196. Hamlet de Dinamarca y Segismundo de Polonia se fueron a Berlín para hacer el idiota en una playa fluvial.
    Príncipes de las mareas, reyes de la nada, acabaron en las S.S defendiendo al Main del ataque de un ciervo tuerto.

  197. Iguana Rock dixo...
  198. Waiting for The Main explica toda la Anglogalician en un puñado de cenizas, en los polvos de un verso, en el tranvía que te arrolla al alba.

  199. 100 bullets dixo...
  200. El camino, plagado de peligros y penurias, finalizó con el famoso grito "Thalassa, Thalassa!!" (El Mar, la Mar!!) cuando por fin vieron a lo lejos el Mar, y con ello la esperanza de encontrar naves piratas que les devolvieran a casa, a los puertos grises, tras unos cuantos miles de kilómetros caminados y malgastados a sus encorvadas espaldas.

    Final alternativo: Cuando llegaron por fin al hogar, Penélope era la reina del bukakke y, las nuevas promesas solo oían Reguetón.

  201. 101st Airborne Division dixo...
  202. Certificando el fin de la era hippie, en Iggy & The Stooges las alusiones fueron frecuentes. Ron Asheton, su guitarrista, raro era que no apareciese con una cruz de hierro colgada del cuello, como después hizo Lemmy con Motörhead. La bandera de la esvástica se colocó como telón de fondo en algunos conciertos. Una de las fotos más impactantes de la formación era una en la que Ron aparecía vestido de nazi con brazalete incluido degollando a un Iggy envuelto en sangre. Pero eran simpáticas caracterizaciones, sin más, explicó el guitarrista: «Yo no era nazi, la bandera simplemente formaba parte de mi colección. Había tenido novias judías y colegas negros, no era mi intención promover o justificar el nazismo en absoluto. Tan solo me gustaban los uniformes». Su siguiente grupo tras disolver los Stooges se llamó, vaya, The New Order, derivado del Neuordnung hitleriano. Fue una decisión más contraproducente que otra cosa: «Aquello fue una lección de cómo no conseguir un contrato discografico en una industria gestionada principalmente por judíos»

  203. Malvado Follomar dixo...
  204. Un día diremos basta y los aficionados digitales al submundo de la idiocia se ahorrarán bites, megas y neuronas pensando genialidades de baja estofa.

  205. cuando el hombre no cree en nada pasa mucho frío. dixo...
  206. La comunidad consumidora de esa cultura rock es como esas organizaciones que dicen disponer de la llave de la sabiduría, vetada al resto de los mortales. Una élite superior con sus dogmas, sus consignas, símbolos y ceremonias, cuyo principal cometido es elevar al individuo por encima de las masas, de la chusma popular. Los nazis fueron las primeras rock stars, los rock stars fueron los segundos nazis

  207. torno dental aplicado a muela sin novocaína dixo...
  208. Pone hasta cierto punto a prueba el reflejo de vómito.

  209. Chelita Secunda dixo...
  210. Un grupo es una organización y una organización requiere de un sistema político. Roles de liderazgo, discriminación de preferencias, Marvin Harris y Robert Graves en la estantería. Como todo en la vida, el resumen está en tomar decisiones. Falsete o grave, estribillo o coro, qué canciones saldrán en el disco, cuál será el orden de las mismas, terminar aquella con unas notas de piano. A menudo las posibles tensiones internas de las bandas fueron disueltas por la jerarquía de quienes ponían la pasta, las discográficas, en virtud de su prerrogativa para decidir, por ejemplo, el orden de los sencillos. Pero la perspectiva que queda es la de los hombres líderes de las bandas, los compositores, poniendo el puño sobre la mesa. Un predominio de la estructura jerárquica que, según sostienen determinadas tesis antropológicas, definen cómo se organizan los niños a la hora de jugar: el líder decide los juegos, cuenta los chistes, regala las anécdotas. Y para mantener ese estatus desoye las propuestas alternativas, desprestigia las bromas ajenas, anula las sugerencias de terceros por muy buenas que puedan resultar. O peor, se apropia de ellas para presentarlas como propias.

  211. Nacía el poop punk, nacía el asco y la infamia dixo...
  212. Once you pop you can’t stop

  213. La mutación de La iguana dixo...
  214. No digo que tenga razón en su pelea, pero resulta un punto coherente con su leyenda. Es lo mínimo que se les puede pedir a los que se resisten a la inevitable ancianidad que nunca habrá de llegar. Es un consejo gratis, escúchenlo.

  215. Carlton Vauvenargues dixo...
  216. No conviene, se dice, que una mujer presuma de buen entendimiento, ni un rey de ser elocuente o de hacer versos, ni un soldado de delicadeza o de urbanidad, etc. Las miras estrechas multiplican las máximas y las leyes, porque cuanto menos amplio se tiene el espíritu, más se tiende a prescribir límites en todas las cosas. Pero la naturaleza se ríe de nuestras pequeñas ordenanzas; desborda el ámbito demasiado angosto de nuestras opiniones y hace mujeres doctas o reyes poetas, a despecho de todas nuestras trabas.

  217. La locura de las diosas dixo...
  218. A veces pienso que debo de ser algún experimento pergeñado tras una borrachera por un dios bromista, que me concibió lleno de deseos pero sin fuerza para cumplirlos; lleno de ideas pero sin discernimiento para comprenderlas; lleno de comienzos pero sin voluntad para continuarlos.

  219. el glam rock representó un desafío a las concepciones rígidas de masculinidad dixo...
  220. No conozco a nadie que se dé trabajo y esfuerce para escribir bien y que escriba bien

  221. Mandragora Bardot dixo...
  222. La gran paradoja del rock es haberse rebelado exitosamente contra las nociones de masculinidad establecidas, sin dejar de ser misógino

  223. Sentirse extraño en tu propio pueblo dixo...
  224. una bomba de estrógeno en el imaginario seminal del rock

  225. Centinela dixo...
  226. Hoy se disputa la trigésimo cuarta (34 para los que no sois de letras) final del EFL Trophy (English Football League Trophy).

    Esta competición la disputan los 48 equipos de la tercera y cuarta categoría del fútbol profesional inglés más 16 filiales invitados de las dos primeras.

    El equipo más laureado es el Bristol City, con tres títulos.

    Los finalistas de hoy son dos novatos en esto de ganar competiciones de renombre. Por un lado está el
    Lincoln City F.C., fundado en 1884 y conocido como los Imps.
    Por el otro, el Shrewsbury Town Football Club, fundado en 1886 y apodado The Shrews, o, de Salop por aquello de Floreat Salopia.

    Que gane quien tenga que ganar, aunque recordamos 2009

  227. esta lluvia de infancia nos pertenece dixo...
  228. El país es un animal que ya no encuentra su alimento.

  229. Pancho Villa Diodati dixo...
  230. Te queda estar atrapado en ti mismo y te queda una rabia que puede herirte. Tienes que volver a empezar de nuevo desde el principio Hay algo de magia en todo y también algo de pérdida para igualar las cosas.

  231. En la última fecha tocaron junto a Maureen Tucker "Pale Blue Eyes" como encore. dixo...
  232. Drella (pronunciado como "DRE-la") fue un apodo creado por la superestrella Warhol Ondine para Warhol, una contracción de Dracula y Cenicienta (en inglés "Cinderella"), usado por los conocidos de Warhol.

  233. Moranquista dixo...
  234. Cuando habla de pop está hablando de Bisbal y Bustamante?

  235. Alurbio Langrán dixo...
  236. Todos los temas el mismo tema: : la idea de la identidad y la de un mundo virtual que influye en la realidad.

  237. Coto Soturno dixo...
  238. La era de la simulación se abre con la liquidación de los referentes.
    No hay imitación, sino suplantación de lo real por signos de lo real

  239. Si Segismundo es príncipe de Polonia, Hamlet es príncipe de Dinamarca y, como él, también heredero. dixo...
  240. Anclaje mítico en una problemática barroca neopop

  241. Persiguiendo una marea de metáforas masturbatorias dixo...
  242. Follamugre tragar brebaje que nosotros mear.Caer borracho.Quemarse brazo en hoguera.

  243. Un paraguas ante tanta pretenciosidad dixo...
  244. Voy a regresar afuera antes que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro

  245. La faceta de leñador del Barón Corvo Trelawny dixo...
  246. Grandes casas de pronto se derrumban. Pequeñas casas que permanecen en pie. Una nube naranja, grande y gorda, con forma de huevo, se cierne de pronto sobre el pueblo. Parecía colgarse de la aguda punta larga y delgada de la torre del ayuntamiento e irradiaba violeta.

    Un árbol, seco y desnudo extendía sus largas temblorosas y vacilantes ramas hacia el profundo cielo. Estaba muy negro, como un agujero en el papel blanco. Sus cuatro pequeñas hojas temblaron por largo rato. Pero no había señal del viento.

    Pero cuando vino la tormenta y los edificios de espesos muros se desplomaron, las delgadas ramas no se movieron. Las pequeñas hojas se entiesaron: como si estuvieran forjadas en hierro. Una parvada de cuervos voló por el aire en línea recta sobre el pueblo.

    Y de pronto todo estuvo de nuevo muy callado.

    La nube naranja desapareció. El cielo se volvió de un azul profundo. El pueblo tan amarillo que te hacía llorar.

    Y en medio de este silencio resuena un solo sonido: cascos de caballo. Y supieron que por las calles totalmente vacías un caballo blanco caminaba sólo. El sonido perduró por largo tiempo, un muy, muy largo tiempo. Así que nadie supo cuándo se acalló. ¿Quién sabe cuándo comienza el silencio?

    A través de alargadas, extendidas, acaso inexpresivas, antipáticas notas de un fagot que sonaban lejos, muy lejos en lo profundo de la distante vacuidad, todo comenzó de pronto a tornarse verde. Primero escaso y un poco sucio. Luego más y más brillante, más y más frío, más y más venenoso, aún más brillante, más frío, más venenoso.

    Los edificios se izaron altos y se estrecharon. Todos se inclinaron hacia un punto a la derecha, tal vez donde se encuentra la mañana.

    Fue perceptible como una tendencia hacia la mañana.

    Y el cielo, las casas, el pavimento y la gente que caminaba en el pavimento se volvieron más brillantes, más frías, más venenosamente verdes. La gente caminaba constantemente, continuamente, lentamente, siempre mirando hacia el frente. Y siempre sola.

    Pero el árbol desnudo por su parte desarrolló una corona grande y abundante. Esta corona se ubicaba en lo más alto y tenía una forma compacta, como de salchicha, que se curvaba hacia arriba. La corona misma era tan escandalosamente amarilla que ningún alma la soportaba.

    Fue bueno que ninguno de los que caminaban por debajo viera esa corona.

    Sólo el fagot intentó describir el color. Se elevó más y más agudo, se volvió chillón y nasal en su estirada nota.

    Qué bueno que el fagot no llegó a alcanzar esa nota.

  247. Armado hasta los piños dixo...
  248. Cultivo un piojo en mi corbata
    Y
    sonrío a los imbéciles que bajan de los árboles

  249. Nélida Baixio dixo...
  250. La literatura es la ciencia de la realidad devenida insoportable.
    El culo de Iggy Pop está cantando

  251. Reverendo Red dixo...
  252. ¡Ay de ellos!
    Porque han seguido el camino y la marca del Maín

  253. ¿Qué haces tan lejos de casa? dixo...
  254. ¿No me estarán sermoneando vilmente?
    Creo que sabría definirlo pero estoy incapacitado para ponerle una etiqueta. Me temo que sería algo así como “pop para adultos” pero, posiblemente, la nomenclatura de “pop” se quede casi tan corta como mentiroso es el hecho de que su música estuviera dirigida a un público adulto. Me niego a usar el genérico de “indie” que suele ser la “etiqueta-barrera” con la que queremos denotar que hay un sonido “pop” con enjundia y otro más intrascendente.
    ¿Pop artesanal? ¿Pop artesano? Ni idea.

  255. The Blood of Ægir dixo...
  256. El azar tiene un sistema, un código que hay que interceptar y trabajar

  257. The Maindamned dixo...
  258. Una digresión por la digresión sobre asuntos en gran parte baladíes, chocantes o tremebundos que, sin embargo, se exponen con una erudición enciclopédica digna de la universidad de Miskatonic.
    O dicho de una forma menos pomposa: la celebración de la cultura popular, cotidiana, y, por qué no, bizarra y turulata y ebria.

    Hay análisis sesudos-chiripitifláuticos sobre el pop, las conspiranoias más trapisondas, las canciones cutres, los conglomerados audiovisuales-capitalistas, las sectas, los punks homos y un largo etcétera que te conducen a la hamaca bajo los cocoteros, justo a tiempo de ver como el tsunami del nihilismo se folla la playa.

  259. Fiódor Underwood Crisóstomo Kincaid (FUCK) dixo...
  260. Etología patillera.
    Su locura no es nuestra locura.
    ¿El secreto? -En la Masa

  261. el Señor de las Hienas into the skull of a Dead Jester dixo...
  262. "And when the King was looking down, the jester stole his thorny crown..." (“Y cuando el Rey no estaba mirando, el juglar robó su corona de espinas”)
    Y el príncipe no renunciaba. No podía.

  263. Ride with the Bullet dixo...
  264. No angel born in hell could break that Main's spell

  265. el artista de la corbata roja dixo...
  266. Esta maquinaria perfecta que es el mainstream, cuya ley primera de funcionamiento es «Nunca destruir al enemigo, siempre transformarlo en un pamplinas», del mismo modo que consigue que antiguos panteras negras anuncien y mercadeen con productos de lencería consigue que la iguana juegue al golf y olvide que en el siglo pasado el hoyo para embocar era su culo.

  267. Cirilo Venancio Porfirio Cipriano Estibaibi Gardfield dixo...
  268. Necesitamos esta historia, pero la necesitamos de otra manera a como la necesita el holgazán mimado en los jardines del saber.

  269. which cult musician named Cale is more up your alley? dixo...
  270. En 2018 no podían lanzar a alguien que se llamara simplemente John Cale. Bueno, quizá querían que no se me confundiera con el otro John Cale, el de The Velvet Underground. Que no suena nada parecido a mí

  271. I want to go to the beach dixo...
  272. puede que sea Iggy Pop, quien compuso el álbum Preliminaires inspirándose en La posibilidad de una isla, el que logre dar con la mejor definición: “El tema que mejor trata es el que nunca menciona: el amor”.

  273. Iggy Pop cree en M. Houllebecq y los dos fichan por los stags dixo...
  274. Este 11 de Abril, casualidad? se estrena en Francia Rester vivant - méthode donde Iggy Pop lee fragmentos de ensayos de Houllebecq entre otras bagatelas.
    Este documental que en inglés se titula To Stay Alive: A Method ya arrasó el año pasado en los premios de cine de Bolonia

  275. J. Cale canta naranjo en flor dixo...
  276. Ya no recuerdo mucho de aquello; pasó demasiado tiempo. Demasiado, ¿no? Cuando pienso y miro las fotos de la grabación, trato de figurarme todo lo que significó aquello, el sonido que tratábamos de buscar. Cuando veo las fotos, me detengo en los cables, en los micrófonos que estaban ahí. Había tres amplificadores y las tres guitarras, las cuatro voces; todo salía de esos amplificadores. Sólo sabiendo eso, uno puede imaginar el sonido que estábamos buscando o, simplemente, pensar que era lo único que teníamos a mano. Aquel sonido, aquellos ruidos, conformaron una pieza que luego influyó en muchos, pero no entiendo por qué. Hoy escucho eso y, para mí, suena como si fueran flatulencias

  277. Nihil Moriarty dixo...
  278. Todo va en cadena.
    El galés John Cale usó los poemas de sus paisanos Dylan Thomas en su obra dedicada a la guerra de las Malvinas, Words for the dying . Thomas, que tiene una nota a pie de página en la historia del rock por inspirar el cambio de apellido de Bob Dylan, aparece recitando Do no go gentle into that good night en Treasures of the fuckers (Wankmusic), el reciente trabajo del grupo Los Gatos De Ulthar y así podemos seguir hasta la playa del fin de las simetrías.
    Pero eso será otra noche

  279. Yajirobe Inoshishi dixo...
  280. ¡Ay, el triste destino de la medusa! Ha quedado hecha gelatina hasta el día de hoy

  281. A 4 patas dixo...
  282. Un día le pregunté al Main: - ¿Cuál es el propósito científico del blog?”
    Main, luego de respirar profundo, me respondió con indiferencia:
    -“La Venganza”.

  283. Pastor en un banco dixo...
  284. Aburre hasta las ovejas

  285. Eugene Philip Coetzee dixo...
  286. La juventud tiene basante facilidad para ser cruel, pues no debe lidiar con la acumulación del tiempo, pero recuerdo contemplar con una claridad cegadora la vida burguesa y sus concesiones, la vida laboral y su docilidad y lo que parecían las consecuencias directas de ambas, que quizá nos exigiera crueldad para estar seguro de que podíamos mantenernos limpios de ellas. Parte de la generación que había llegado a la juventud en los cincuenta también se había dado cuenta y se había puesto en marcha. Es una especie de visión guiada por laser, un rayo de luz pura en un paisaje crepuscular, que está al alcance de los jóvenes cuando miran el mundo que les han preparado, y en el que están a punto de entrar. Lo ves en tus hijos cuando ponen esa sonrisa despectiva y desdeñosa y no se molestan en discutir contigo porque es imposible que comprendas lo que ellos saben, que es, simplemente, que ellos son nuevos y tú eres viejo, y que lo que ellos ven está siendo viendo con exactitud por primera vez. Y tienen razón.Las concesiones que hacen los adultos producen mucho sufrimiento en el mundo, o en el mejor de los casos, no logran lidiar con él. Aceptar la propia suerte, guardar silencio sobre lo que no se puede decir, rebajar las expectativas con respecto a tu propia vida y a los demás y entender que nada relacionado con la forma en el que el mundo funciona cambiará jamás es la médula de la madurez, y no es raro que los polluelos lo observen con horror y piensen que a ellos no va a ocurrirles, o que le den la espalda por miedo a que acabe pasando.

  287. Juan Caboto dixo...
  288. En el corazón
    tocan los Viajeros
    el bosque y la savia-cincel
    de las algas primeras

  289. De cajón dixo...
  290. Cuando se cree en unos mitos, estos tienden a hacerse realidad, porque establecen un estereotipo, o "imagen", al que la gente corriente intenta parecerse lo mejor que puede.

  291. pidiendo la hora dixo...
  292. Al apacido cacumen del ciudadano medio del blog (información como anestésico) esta entrada rompecabezas le parece tan pop floreal que ya están pidiendo otra.

  293. Eugene Philip Coetzee dixo...
  294. Decent body, though the standing veins on the second pic look kinda worrisome. But the face is scary! Who on earth is that?? (Or do I not want to know?)

  295. Bardas Focas dixo...
  296. Post Pop Depression o como el rollerballer patina en solitario por la playa aclamado por la chusma

  297. The Great Malcolm Swindle dixo...
  298. From the bifurcated city of Berlin they cut a swath through 20th-century rock and roll, becoming the quintessential rock stars, living harder than anyone could and still recording songs as universally beloved as “The Passenger,” “Lust for Life” and “Nightclubbing.” With The Stooges, Pop took up the mantle of filth-encrusted rock ’n’ roll laid down by the Sonics and straight up invented punk rock. Decades later musicians are still picking up instruments because they want to be one of the two: feral, primitive Iggy Pop or mercurial, post-human David Bowie.

  299. Radical Porco Bravo dixo...
  300. Son como gotas de sangra de ciervo herido y todo lo que tienes que hacer es seguir las gotas y muy pronto encuentras al ciervo

  301. Indómito Pagano que apura la frenada en todas las mañanas del Mundo dixo...
  302. ¿Por qué estar avergonzado del odio?
    No hay nada malo en arder en una playa

  303. Necesitamos un Mistagogo que aleccione al Cardumen y adoctrine al Hato dixo...
  304. Chámase sistema a un conxunto de obxectos estudados que se interrelacionan . Entre os sistemas considéranse dúas categorías: lineares e non-lineares, que diverxen entre si na súa relación de causa e efecto. Na primeira a resposta a un disturbio é directamente proporcional á intensidade deste. Na segunda, a resposta non é necesariamente proporcional á intensidade do disturbio, e é esta a categoría de sistemas que serve de obxecto a teoría do caos, máis coñecidos como sistemas dinámicos non-lineares.

    Esta teoría estuda o comportamento aleatorio e imprevisíbel dos sistemas, mostrando unha faceta onde poden ocorrer irregularidades na uniformidade da natureza como un todo. Isto ocorre a partir de pequenas alteracións que aparentemente nada teñen que ver co evento futuro, alterando toda unha previsión física dita precisa.

    Unha das ideas centrais desta teoría, é que os comportamentos casuais (aleatorios) tamén se gobernan por leis e que estas poden predicir dous resultados para unha entrada de dados. O primeiro é unha resposta ordenada e lisa e cuxo futuro dos eventos ocorre dentro de marxes estatísticas de erros previsíbeis. O segundo é unha resposta tamén ordenada, onde porén a resultante futura dos eventos é corrugada, onde a superficie é áspera, caótica, ou sexa, ocorre unha contradición neste punto onde é previsíbel que os resultados dun determinado sistema será caótico.

    Un exemplo claro sería unha pedra botada a unha piscina, as ondas xeradas na caída da pedra propáganse ata as marxes, reflicten e retornan, cruzándose entre si e, polo tanto, interactuando. Continuando novamente as ondas van ás marxes, porén, xa distorsionadas debido ás reflexións anteriores e ás interaccións ocasionadas polos cruzamentos entre si. Neste momento comezan xa a ocorrer algúns movementos aparentemente caóticos, porén aínda previsíbeis pois son padróns das ondas.

    Mais se comezarmos a botar pedras aleatoriamente na mesma piscina, cantas máis pedras botarmos, máis caótico será o padrón das ondas na superficie.

    Imaxinemos agora porén, que no fondo desta piscina exista area finísima, a pesar dos movementos aleatorios na superficie da piscina, no fondo daranse determinados padróns nesta area, caóticos si, mais seguirán un padrón de ondas de diversas formas, tamaños, alturas, estas mudarán á medida en que o corrugamento da superficie muda; porén, a pesar de todo o caos dos movementos, pódese recoñecer un padrón.

    Isto ocorre porque pequenas alteracións na alimentación de datos en sistemas de cálculo de previsións poden provocar mudanzas drásticas, inclusive rupturas a longo prazo. Pois en función dun crecemento inflacionario de realimentación de datos que realimentan por consecuencia a datos futuros, estes poden realimentar o sistema con respostas que levan ao crecemento das alteracións nunha espiral caótica que mudará toda a previsión estatística daquel sistema, ficando completamente fóra das marxes de erro convencionais, porén, sempre se recoñece un padrón, aínda que aleatorio.

    En función deste efecto caótico, a previsibilidade comportamental dos sistemas en xeral, sexan climáticos dunha determinada rexión, ou movementos económicos á exemplo das movimentacións das bolsas de valores, ou populacións de insectos dun determinado ecosistema, ten unha marxe de erro bastante elástica cando se compara coa marxe convencional.

  305. Selecto y Desopilante Batidor de Conejos Muertos dixo...
  306. Una mujer bajó corriendo a la playa con una vela, un tambor y un cuenco con sangre de conejo.

  307. Blake Absenta o el celebérrimo * Roberto Tumbas en todas las resacas dixo...
  308. ¿Cree usted que la música "pop" es contradictoria con la dedicación a la Musa?

  309. El rostro gótico, glabro dixo...
  310. Dentro de cada hombre hay un niño muerto

  311. de cajón dixo...
  312. quien se explaya, acaba en la playa

  313. The Carteiro dixo...
  314. La carta que aguardamos con más impaciencia es la que nunca llega. No hacemos otra cosa en nuestra vida que esperarla. Y no nos llega, no porque se haya extraviado o destruido, sino sencillamente porque nunca fue escrita.

  315. Ladillao Cubeiro Cantalupo dixo...
  316. Ahora a qué denominación de los platelmintos pertenecerán los críticos: ¿parásitos que viven de parásitos?
    (−Es una interesante especulación: a los gusanos que se comen los cadáveres ¿qué otros gusanos se los comen a ellos? ¿O es que se mueren de hartura?)

  317. Mandragora Bardot dixo...
  318. Yo no doy consejos a nadie porque todo mundo se sabe equivocar solo.

  319. Tengo envidia del lobo gris que se disimula en la lluvia. dixo...
  320. Alguien a quien una vez amé me regaló una caja llena de oscuridad. Me llevó años comprender que esto también era un regalo.

  321. Cat on a Hot Tin Roof dixo...
  322. - ¿Cuál es la victoria de la gata sobre el tejado de zinc?
    - Supongo que permanecer en él, tanto como pueda.

  323. León Saint-Just dixo...
  324. Tan fácil que es gritar que viva el rey en la ceremonia de la coronación o que le corten la cabeza cuando el hombre cae en desgracia. Tan fácil que es recoger leña del árbol caído.

  325. Don Celta de Estorde dixo...
  326. El hombre que desea ser infeliz halla muchas maneras de serlo.

  327. Empezamos besando ranas dixo...
  328. De los arriba citados Lou Reed, Bob Dylan, Perry Farrell y David Yow solo me cabe señalar que son un hato de judíos pretenciosos y por tanto una de las fotos me parece una provocación barata

  329. esa bolsa de basura dixo...
  330. Michael Oliver arbitrará la XVI en Sheffield

  331. Centinela dixo...
  332. El presidente de la FIFA, Sepp Blatter y homólogo de la UEFA, el francés Michel Platini, fueron suspendidos durante ocho años de cualquier actividad relacionada con el fútbol tras las investigaciones realizadas por el comité de ética de la FIFA acusados de cobros desleales, ofrecer y recibir regalos y prebendas y conflicto de intereses.

    El informe García que hace referencia a transferencias millonarias desde Qatar o a través de intermediarios a miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA. El Mundial de 2022 se disputará en Qatar.

    Ängel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol y con altos cargos en UEFA y FIFA, detenido y encarcelado en 2017 acusado de delitos de administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares. Salió tras pagar fianza

    Los presidentes de Conmebol, Juan Angel Napout y de la Concacaf, el hondureño Alfredo Hawit Banegas, que fueron arrestados en su día en Suiza.Ambos dirigentes, vicepresidentes de la FIFA, fueron imputados presuntamente por aceptar millones de dólares en sobornos por la venta de los derechos de comercialización en conexión con torneos de fútbol en América Latina, así como de las eliminatorias a la Copa del Mundo. La acusación formal de 92 cargos revelada contra los 16 acusados incluye delitos relacionados a crimen organizado, fraude electrónico y conspiración para lavar dinero, entre otros delitos. También fueron procesados por enriquecimiento ilícito a través de la corrupción en el fútbol.

    El El FIFA-Gate donde nueve personas relacionadas con la FIFA y cinco empresarios fueron relacionadas en el 2015 con casos de corrupción por el FBI, en el denominado FIFA GATE. Fraude, crimen organizado, lavado de dinero fueron algunos de los cargos imputados. Los dirigentes de la Federación Internacional del Fútbol Mundial Jeffrey Webb, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel y José Maria Marin fueron detenidos, y otros siete más fueron procesados, por cargos de corrupción a petición de la justicia de Estados Unidos.

    El jefe de árbitros de la UEFA es Collina, ese que hizo anuncios para Adidas

    Podríamos seguir durante días

    A pesar de todo esto, en un ejercicio de autoengaño global, la gran mayoría de los seguidores del fútbol se siguen posicionando delante de las pantallas o acudiendo a los estadios, convencidos de la limpieza de su deporte favorito.

    ¿Hasta cuándo?

  333. O Xoves Hai Cocido dixo...
  334. Coja a un inocente, desnúdelo, pisotéelo, dele patadas, mátelo,
    córtelo en trozos de un mismo grosor y métalo en la olla con
    un gran trozo de mantequilla, sal, pimienta, especias, chalotes
    y perejil picado. Déjelo freír un tiempo, añada un trago de vino
    blanco y un poco de caldo. Cuando el inocente empiece a hervir,
    retírelo del fuego y sírvalo sobre un mantel bien apurado.
    Cómalo discretamente mientras habla de otra persona.

  335. este provocador del proto-punk. dixo...
  336. Specifically, the lines “… looking for soul food and a place to eat. ” and “the colored girls sing- “doot da doot da doot….”

  337. Una errancia «holy» dixo...
  338. Remember, Iggy Pop, no fear, no envy, no meanness

  339. Reyes de Europa dixo...
  340. El arbitro de ayer, es el mismo que arbitró la última edición y se inventó tres penalties?

  341. Lo único pop es el atraco no por esperado menos escandaloso dixo...
  342. Cuando el adn es robar robar y volver a robar

  343. Itu dixo...
  344. El penalty de Benatia fué tan claro como el que sufrió Marcos en la última edición.

  345. Robert Lee Stevenson dixo...
  346. El presidente confederado Jefferson Davis dió instrucciones a sus mandos militares el 23 de diciembre de 1862 aclarando que “cualquier esclavo negro que sea capturado armado será entregado a las autoridades de sus respectivos estados para ser vendido de acuerdo con las leyes de esos estados”. Sobre el terreno, esta directiva confederada se aplicó de diferente manera de acuerdo del lugar, o del comandante en cuyas manos cayeran prisioneros los soldados negros. Por ejemplo, en la llamada masacre de Fort Pillow (Tennessee) ocurrida el 12 de abril de 1864, los confederados mataron a las tropas unionistas que intentaban rendirse y dispararon primero a los soldados negros que se rendían antes que a sus compañeros de raza blanca, generando una polémica que ha llegado hasta nuestros días. Realmente es muy difícil saber cuantos de los 300 soldados negros fueron ejecutados antes o después de rendirse a las heroicas fuerzas confederadas.

  347. Hammer Of Gods dixo...
  348. “Me encantaría ser primer ministro. Y creo profundamente en el fascismo… Sueño con comprar empresas y cadenas de televisión, poseerlas y controlarlas”. Durante una rueda de prensa en Estocolmo, tampoco se quedó atrás: “Creo que a Gran Bretaña le podría beneficiar un líder fascista. En el fondo, el fascismo es en realidad nacionalismo”. Poco después, intentaría arreglarlo: “Si lo he dicho, y tengo la desagradable sensación de que dije algo parecido a un periodista de Estocolmo, me sorprende que alguien se lo haya creído… Yo no soy una persona malvada. No voy de pie en coches saludando a la gente porque crea que soy Hitler”. Bowie también tenía su peculiar visión del dictador al considerarlo como “una de las primeras estrellas de rock”, incluso se explayó en argumentos para justificar la idea que tenía en su cabeza sobre Hitler: “Solo hay que ver sus películas y ver cómo se movía. Creo que era tan bueno como Jagger… Hitler utilizó la política y las herramientas del teatro y creó una cosa que gobernó y controló su espectáculo durante aquellos doce años. El mundo nunca volverá a ver a nadie como él. Él escenificó un país”. Con semejante colección de retahílas, por mucho que David Bowie dijera que la foto estaba sacada de contexto, que saliera así por un “efecto de luz” y que su saludo fuera un “signo de paz”, resultaba sencillo tacharle de fascista.

    ¿Qué opinaban sus amigos más cercanos sobre estas acusaciones? Así respondió Iggy Pop, quitándole hierro al asunto, cuando le preguntaron si David estaba alterado psicológicamente: “Por supuesto que lo estaba, pero no iba a dejar que se notase. Tenía unos gestos peculiares, extraños, teatrales, ligeramente megalómanos a la hora de relacionarse, pero yo estaba acostumbrado, porque yo también tengo unos cuantos”. El fotógrafo Andrew Kent no se sintió incómodo a pesar de las etiquetas que Bowie estaba recibiendo por sus comentarios filofascistas: “Yo soy judío y nunca percibí actitudes antisemíticas. Si lo hubiese hecho, me habría ido”. Otra amiga judía del músico explicó la devoción de David Bowie por la parafernalia nazi: “Siempre le fascinó, pero la cita que lo estigmatizó no la pronunció con mala intención. Quería decir que (los nazis) sabían cómo utilizar los medios de comunicación”.

  349. Crítico por amor al Arte dixo...
  350. Hay que echarle un par de bemoles para clasificar, y en público, la obra propia, contraviniendo los dictados del sentido común artístico: no te busques líos, prietas las filas y la obra ni mentarla como no sea para declarar lo maja que es toda ella y lo mucho que la quieres

  351. Tan loco como la bruma y la nieve dixo...
  352. Las tres transformaciones inician con el camello, el cual soporta toda la carga de la sociedad y la cultura; cuando el camello se da cuenta de esto ruge y se convierte en león, suelta la carga, se rebela y ataca. Una vez que el león a descargado su ira ya no es rebelde y se transforma en niño e inocente vuelve a jugar con la vida en la playa de nuevo sin miedos

  353. Nihil Moriarty dixo...
  354. Parafraseo simple: Este es el fin, hermoso amigo, este es el fin, mi único amigo; duele liberarse pero nadie te seguirá, vendrá el fin de las carcajadas y las mentiras blancas, vendrá el fin de las noches en que tratamos de follar sirenas, vendrá la libertad… ¿Para qué? No lo sé…

  355. Rollo Foula dixo...
  356. She is in love with a whip, my venus in furs

  357. A 4 patas dixo...
  358. Abrazó al Punk un una playa de cascos rotos y lo convirtió en un aquelarre en medio de la guerra y lo elevó de los arrabales y las clocas al cielo de los poetas declamando, gritando, berreando y escupiendo, no sólo contra el sistema sino contra la inercia e ignorancia que genera el mismo sistema, y que como cualquier bruja, como la vida misma, sólo ama a los guerreros y a las putas y al revés

  359. Nuño Muñoz Aguirre dixo...
  360. Escribir y cantar no son más que dos de las formas de organizar la locura.

  361. Cabalgando con el Diablo dixo...
  362. Te diré; en realidad hay tres diablos distintos según la jerarquía de las almas. Hay uno aristocrático y sutil, para tentar a los reyes y a los santos. Hay otro, apasionado y popular, para uso de los poetas y los campesinos. Yo soy el diablo de la clase media que aspira a vivir en la playa.

  363. la Vieja Arenisca Roja dixo...
  364. Si protestas quizás te encuentres con el edificio rojo (metáfora de la ortodoxia y la obediencia, simbolizada por un Gran Estratega difunto pero presente), si quieres salir a lo mejor resbalas desde la cima del muro amarrillo (siendo tu esperanza el breve fulgor de una estrella fugaz), y si acatas, vivirás en carne propia la insatisfacción de las contradicciones del «Experimento» (el proceso de transformación psicológica de Iggy Pop es una metáfora en sí misma).

  365. La tortilla de la madre de Rodney Bighenmeir dixo...
  366. -Fue el fundador, junto al ladrón de Kim Fowley (el inventor de las Runnaways) de la discoteca English Disco, un antro de Los Ángeles de los primeros 70 donde no iba ni cristo pero pasaron por ahí Bowie (que hizo su primer concierto americano), Iggy Pop (su mítica foto llena de sangre se hizo ahí), Andy Warhol, los New York Dolls, GTO´s, Joan Jett… y un montón de grupis comepollas.

    -Fue doble de Davy Jones de los Monkees y salió en una de sus películas y en su serie.

    -Cuando era muy joven fue medio adoptado por Cher y Sonny, osea Sonny & Cher.

    -Sale en la peli “Rock´n´roll High School” de los Ramones y en una de Cheech & Chong, unos sudacas que fumaban marihuana a todas horas buenísimos y que desde aquí recomiendo. También sale en otro clásico, Repoman.

    -Tiene una estrella en el paseo de las estrellas de Hollywood.

    -Fue el primero en pinchar en la radio americana a Franz Ferdinand, las GoGo´s, los Germs, B-52, Blondie, No Doubt, Social Distorsion…

    - Ahora pone el culo en la playa a negratas de 4 a 10

  367. Otro comentarista niputas que no consiguió un master en la URJC por no tener el carnet adecuado dixo...
  368. No olvidamos nunca los primeros años de nuestra adolescencia ni los últimos de nuestra juventud. A partir de ahí la desmemoria se convierte en la sombra que nos acompaña. En el límite, nos olvidaremos hasta de olvidar. Echo de menos en la entrada una coda sobre el Iggy anciano entregado a la tarea inacabable del olvido, a los hábitos que preceden al descenso a la oscuridad. Por lo demás una entrada muy Long Swan John Sudden, entre la idolatría rockera, la elegía a la eternidad descartada y la mirada desencantada al yo creador y su circunstancia

  369. The Stooges en 1969, Fun house en 1970 y Raw power en 1973 dixo...
  370. Antes de ser Iggy Pop, Jim Osterberg fue un hermoso niño rubio que vivía con sus padres en una caravana en Ann Harbor, a las afueras, afuerísimas, de Detroit. Y en esa casa, con su minúscula bañera y sus pequeñas habitaciones, veía aquellos primeros programas infantiles de la televisión de los años 50. En uno de ellos, un personaje animaba a los niños a que le enviasen cartas con sus cuentos, preguntas, chistes. «Pero no más de 25 palabras», insistía. Y eso lo marcó profundamente. «A partir de ese momento, me propuse hacer canciones con esa cantidad de palabras. Justo lo contrario que Bob Dylan: bla bla bla bla...».

  371. se masturbaba sobre un amplificador dixo...
  372. Me atraía esa playa como un santuario

  373. Fornicando caramujos dixo...
  374. La conducta de una persona siempre es más genuina que sus escritos más profundos

  375. Pordiosero Metafísico dixo...
  376. Las ideas suelen ser la bacteria que da pie al miedo y la violencia.

  377. Lo sentimos, el blog de elabismodelosolvidados.blogspot.com se ha eliminado. Esta dirección no está disponible para blogs nuevos. dixo...
  378. El cazador de recompensas es más despreciado que el coyote, la serpiente de cascabel, el buitre, la hiena y el que a-polla a los stags

  379. Tengo menos leyenda que pene dixo...
  380. El sueño es leve y no dura y se atoran los caballos de batalla en las orilla de la mar

  381. Mike Cocks dixo...
  382. Conducía un camión lleno de dinamita por la Plaza Roja cuando se dio cuenta de que ya no había nada que hacer allí. Se acordó de la foto de Iggy Pop y David Bowie en Moscú. Trató de encontrarlos pero no dio con ellos. Así que comenzó a angustiarse y se angustió tanto que se despertó.
    Le pregunté: ¿Qué coño pasa?
    Y dijo: Nada, sólo era un sueño.
    Después volvimos a quedarnos dormidos. Soñé que tenía una pistola de plata. Una pistola preciosa. Primero disparaba contra el tío que mató a Lennon y pensaba: eso está bien, pero después me ponía a dispararle a todo el mundo. Disparaba sobre los que iban de uniforme y me daba igual que fueran policías, carteros, azafatas o futbolistas. Sinceramente no sabía qué pensar al respecto. Cuando se terminaron las balas, tiré la pistola al suelo y eché a correr. Corría tan deprisa como podía, y podía correr realmente deprisa. Tanto que los niños temblaban en sus asientos cuando pasaba cerca de un colegio. Corría mucho más deprisa de lo que he corrido nunca despierto, dos o tres veces más. Cuando llegué a Moscú me puse a buscar a Iggy y a Bowie pero para entonces ya era viejo y estaba cansado. Un chico con una cazadora de cuero roja me dijo: Bowie ya no está aquí, se ha ido a Berlín, Iggy está con él. Hace un rato ha venido tu chica, pero ella corría más que tú. Ya debe de estar allí. Después el chico se marchó y me quedé sólo y empecé a comprender que todo era un sueño, desde el principio. Porque yo no podía ver en sus sueños y porque ni siquiera tenía chica.
    Muchos años más tarde estuve en Berlín con ella y, a pesar de que Bowie ya no estaba allí, pasamos un tiempo extrañamente feliz. Berlín es una ciudad jodidamente extraña. Contamos ángeles debajo de la lluvia, saludamos a la gente del circo cuando ya se marchaban, compramos medallas a los desertores y yo me acordé de algo que decía Bob Dylan: << Te dejaré estar en mis sueños, si yo no puedo estar en los tuyos.>>

  383. Vate con un bate dixo...
  384. Yo siempre he sido el niño que se aguanta la risa
    en el segundo banco de la iglesia
    antes de engullir la hostia consagrada.

    Un subdelegado votado medio en broma
    que reclama imparcialidad ante los exámenes.

    Siempre he sido la mancha en la pared.

    El bufón llorando en el entierro de un amigo.

    Yo soy aquel que por las noches se pajea pensando en tu coño

  385. Granadero en primera línea de combate dixo...
  386. Desastre absoluto, el resultado es un engrudo de huevo semiquemado con patatas a medio freír y aceitosas.

  387. Iñaki Ugarte Uiriarte dixo...
  388. En esta playa no hay Main.
    Aquí las cosas, los hombres,
    los animales se mueven solos.
    Este caos es lo que llamamos anglogalicia...
    una pérdida de tiempo.

  389. poema inédito de LBQ? dixo...
  390. Qué somos las ballenas si no es esto
    que ahora ves, ahora soy, esto que queda
    cuando no queda más, cuando ya has muerto
    varado en cualquier playa, elegida, obligada,
    qué más da, palabras muertas
    cuando todo ya igual, todo acabado,
    esqueleto gigante al que se comen
    diminutas hormigas, esas cosas absurdas
    que no pueden contarse y acabaron
    con las grandes pasiones, casas, vidas, edades,
    con la invencible proa de los días
    que creímos eternos, y era el mar, no era el barco
    el que llegaba a puerto, y aquí sigue
    mojándome los huesos con sus olas
    haciendo más brutal mi calavera,
    esta playa heladora a la que sólo alcanza
    el canto de mí misma
    quejándome por tanto inmenso océano
    descansando ahora en paz tan esquelética

  391. tres personajes sin esperanza, perdidos, que buscan en la música de Iggy Pop, Lou Reed, o Perry Farrell, volar hacia un lugar mejor; sin embargo, la realidad les tiene atrapados y ni saben, ni quieren salir de su encierro. dixo...
  392. Siempre digo que 'madurez' es una palabra que no me gusta demasiado, porque lo siguiente es pudrirse (risas). Eso me preocupa una mierda

  393. El cornijal de la era dixo...
  394. “Sé que no puedo esperar que estés siempre sola, la único que te pido es que no te lo creas todo. No te fíes de los anillos de oro, ni de las carrozas de plata. Todos mentimos bien los viernes por la noche”

    “Lo que sé: no siempre soy lo que quiero. De ahí la importancia del disfraz. El disfraz es la verdadera intención. La verdadera voluntad. El disfraz obliga.”

    ”Todos los días tienen los bordes afilados como una lata de atún y el cielo cuelga de un gancho de carnicero”

    “Una chica me dijo: No hay porque tener miedo. Las cosas dulces y bonitas seguirán ahí cuando consigas despertarte.
    Yo estaba despierto, así que imaginé que era ella la que estaba dormida”

    “No consigo entender por qué todo tiene que estar bien hecho, no me atrevo a salir de la cama y afrontar todos los días la tiranía de la perfección”

    “Está convencida la muy hija de puta, dan ganas de arrancarle una oreja y metérsela por el culo. Todos tenemos una de esas noches de vez en cuando pero todos procuramos no vomitar encima de los demás.”

    “Estar Absolutamente borracho es estar absolutamente incapacitado para la acción y por lo tanto tan alejado como se puede estar de la responsabilidad o lo que es casi lo mismo, de la culpa. Momentos sagrados de paz absoluta, de esfuerzo cero.”

  395. una prosa poetica rabiosa, cargada de imágenes que obligan al lector a "observar", y llena de referencias al rock de Bowie, Jagger, Iggy Pop, Velvet Underground. dixo...
  396. Y va uno y lee esto y piensa en "Héroes" de Ray Loriga

  397. Moriría por ti y otros cuentos perdidos dixo...
  398. Hay un tipo de prosa que es un letrero luminoso que anuncia un camino que aunque sabemos cegado nos vemos obligados a intentar recorrer

  399. la tempestad era ira la sucia tempestad era ira enferma dixo...
  400. La blasfemia de haber nacido en la playa donde brilla la muerte como un perro callejero como la nada que cae sobre mi alma y que escupe sobre la vida y sobre mi nombre

«A máis antiga ‹Máis antiga   1 – 200 de 336   Máis recente › A máis nova»

Publicar un comentario